No pensar sólo en elecciones al elaborar leyes de Constitución: investigador
25 abril, 2017
Destruye Profeco 2 mil réplicas de armas de juguete
25 abril, 2017

A prisión, el primogénito del histórico líder catalán Jordi Pujol

Dpa

Barcelona. Un juez decretó hoy el ingreso en prisión sin fianza para el hijo mayor del histórico líder catalán Jordi Pujol, que gobernó la región de Cataluña durante 23 años y cuyo patrimonio familiar es investigado desde hace años por la Justicia española.

Jordi Pujol Ferrusola, de 59 años, es el primer miembro de la familia Pujol que entra en la cárcel. Tanto el histórico ex político como varios de sus vástagos están en el punto de mira por corrupción. El primogénito del ex presidente del Gobierno catalán declaró hoy ante el juez por tercera vez en el marco de una causa que investiga una presunta ocultación de patrimonio en el extranjero desde 2012. En su anterior declaración, en febrero de 2016, se le acusaba de delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y falsedad documental, según informaron medios españoles.

Los investigadores lo señalan como el miembro del clan Pujol que gestionaba las cuentas bancarias de sus hermanos en el extranjero y consideran que pudo sacar de España hasta 30 millones de euros (casi 33 millones de dólares) con la investigación ya en marcha.

La Fiscalía solicitó para él prisión incondicional bajo el argumento de que en caso de quedar en libertad podría destruir pruebas y el juez siguió ese argumento.

La medida busca «evitar la ocultación, alteración o destrucción» de pruebas, señaló el magistrado, según el cual ya se materializó «el peligro fundado y concreto de ocultación de fuentes de prueba que ya se apreció en febrero de 2016».

En enero de este año, el Ministerio Público pidió la misma medida para uno de sus hermanos, Oleguer Pujol, imputado por presunto blanqueo. Sin embargo, el juez rechazó la medida en esa ocasión.

Los Pujol están en el punto de mira de la Justicia desde hace tiempo.

En julio de 2014, el ex dirigente catalán, quien estuvo al frente del Gobierno de la región española de 1980 a 2003, confesó haber ocultado durante más de tres décadas un dinero procedente de una herencia familiar, según su versión.

Meses después, fue imputado junto a su esposa y a tres de sus hijos ante la sospecha de que la fortuna amasada por la familia procediese de actuaciones corruptas. En febrero de 2016, declaró ante el juez como imputado, dejando una imagen histórica.

Pujol, quien fue en su momento un respetado político por su lucha contra la dictadura franquista, es considerado mentor del también ex presidente del Gobierno catalán Artur Mas, el hombre que impulsó el desafío independentista que actualmente vive Cataluña.