Neymar, fuera del duelo ante Málaga por molestias musculares
Neymar, fuera del duelo ante Málaga por molestias musculares
22 enero, 2016
camioneta
Se incendia camioneta en estacionamiento de la UAM
22 enero, 2016

Promete Evo Morales abatir corrupción en sus 10 años en el poder

Promete Evo Morales abatir corrupción en sus 10 años en el poder

Por Dpa

La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, prometió hoy dar batalla a la corrupción en el festejo por los diez años en el poder.

«Nunca hemos protegido ni protegeremos a la corrupción», dijo en un extenso informe anual a la Asamblea Legislativa Plurinacional (Parlamento).

La corrupción salpicó en los últimos meses a dirigentes de organizaciones campesinas e indígenas leales a Morales que se beneficiaron con recursos del Fondo Indígena.

Nadie sabe cuánto dinero se malgastó. El mandatario aseveró que fueron 2.5 millones de dólares. La ex ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achocollo, reveló que el Fondo Indígena administró en el período 2006-2014 unos mil 342 millones de bolivianos (192.3 millones de dólares).

Ante el Fondo Indígena fueron presentados unos 3 mil 462 proyectos, de los cuales 894 habían sido aprobados y sólo uno fue acabado.

La jornada sirvió para que Morales realice ante el Parlamento un balance de la década de su gestión como el primer indígena que fue electo como presidente de Bolivia, cargo que asumió el 22 de enero de 2006.

Su triunfo en las urnas permitió la inclusión de la inmensa mayoría indígena y mestiza (85 por ciento de la población del país), que antes no tenía acceso a los altos cargos del poder.

En sus diez años de gobierno se benefició -como otros países sudamericanos- del «boom de commodities» y los altos precios de las materias primas. Además le ayudó la nacionalización del sector de los hidrocarburos.

Morales recaudó recursos económicos para aumentar los gastos públicos en programas sociales e inversiones en áreas de educación, salud y viviendas.

«Después de 10 años de gobierno revolucionario somos un país con muchos menos pobres e infinitamente más justo», destacó su vicepresidente, Álvaro García Linera, ante el Parlamento en el informe anual.

Entre 2005 y 2014, la pobreza cayó de 53 a 29 por ciento, mientras que la pobreza extrema (aquellas personas que reciben menos de un dólar por día) fue de 38 a 17 por ciento. Además el país creció a un promedio de 4.9 por ciento en los últimos diez años y el FMI prevé un crecimiento de 3.5 por ciento en 2016.

Desde su segundo mandato, iniciado en 2010, Morales tuvo un perfil más pragmático y aceptó la inversión extranjera, pese a su permanente discurso antiestadunidense y antimperialista.

Los nuevos desafíos serán enfrentar la desaceleración económica por bajos precios de materias primas, el fin del «ciclo decommodities«, y la crisis en Brasil y Argentina, los principales compradores de su gas natural.

Morales y García Linera también aguardan que el «si» gane el 21 de febrero en el referéndum modificatorio de la nueva Constitución, que les habilitaría para buscar un cuarto y último mandato (2020-2025) en las elecciones de 2019.

Los representantes de organizaciones sociales, campesinas, indígenas y sindicatos que son leales a Morales se instalaron en la plaza principal de La Paz para seguir por televisión y altavoces el informe del mandatario al Parlamento.

Luego se programó un desfile cívico-militar en la Plaza Murillo, y un festejo popular en un coliseo deportivo de El Alto, vecina ciudad de La Paz, con participación de los principales cantantes y grupos musicales de Bolivia.