Actividad industrial permanece estancada, pero sale de la recesión
12 mayo, 2017
Juanes lanza su álbum ‘Mis planes son amarte’
12 mayo, 2017

Promulga Argentina ley “dos por uno”; excluye delitos de lesa humanidad

Protesta promovida por activistas de derechos humanos contra la aplicación de la ley "dos por uno" en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, el 10 de mayo. Foto Xinhua

Dpa

Buenos Aires. El Gobierno argentino promulgó hoy la ley que excluye a los condenados por delitos de lesa humanidad del beneficio conocido como «dos por uno» que reduce las penas de cárcel de acuerdo con el tiempo que estuvieron en prisión sin sentencia firme.

El decreto de promulgación de la ley sancionada el miércoles por el Congreso fue firmado por el presidente, Mauricio Macri, el jueves, antes de partir rumbo a una gira internacional por Dubai, China y Japón, y fue publicado hoy en el Boletín Oficial.

El gobierno busca así responder a la demanda social expresada el miércoles en multitudinarias marchas contra el fallo de la Corte Suprema de Justicia que benefició a un represor y contra la impunidad.

La ley establece en el primer artículo que el cómputo doble de los días de detención sin condena que establecía la ley 24.390, denominada como «dos por uno» y que fue derogada en 2001, «no es aplicable a conductas delictivas que encuadren en la categoría de delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra, según el derecho internacional».

Los otros dos artículos establecen que el cómputo del «dos por uno» sólo podrá aplicarse a aquellos procesados que estuvieron detenidos mientras la polémica ley estuvo vigente entre 1994 y 2001, y aclara que ésta es la «interpretación auténtica» que debe hacerse del beneficio como ley más benigna y que «será aplicable a las causas en trámite», respectivamente.

La Corte Suprema resolvió en fallo dividido el 3 de mayo beneficiar al represor Luis Muiña con el recurso del «dos por uno», que cuenta doble la cantidad de días en la cárcel que un acusado pasó a partir del segundo año completo en prisión sin condena.

Tres de los cinco jueces consideraron que, pese a que se trataba de un culpable de delitos de genocidio durante la última dictadura (1976-1983), podía acceder al beneficio de «ley más benigna» y por ese motivo justificaron la reducción de su pena, fijada a 13 años de prisión, utilizando los alcances del llamado «dos por uno».

Representantes de organismos de derechos humanos opinaron que el fallo judicial fue posible porque desde que asumió en diciembre de 2015, el gobierno argentino propició, con declaraciones en ese sentido, un marco que puso en discusión desde el avance de los juicios a represores hasta el número de personas desaparecidas por la dictadura, que para ellos son 30 mil.

Macri se refirió por primera vez públicamente al tema una semana después del polémico fallo. «Siempre estuve en contra de cualquier herramienta a favor de la impunidad, más aún cuando se quiere aplicar para delitos de lesa humanidad», declaró el presidente, que además calificó a la Corte Suprema de «prestigiosa».