Cigarros electrónicos causan menos daño a la salud: académicos
10 febrero, 2017
Marcha la CNTE en Michoacán contra la reforma educativa
10 febrero, 2017

Richard Gere carga contra Trump por asociar «refugiados y terrorismo»

El actor, Richard Gere, dijo en conferencia de prensa en la Berlinale, que antes a los refugiados se les ayudaba, ahora se les tiene miedo. Foto Afp

Dpa

Berlín. El presidente de Estados Unidos Donald Trump no figura en la lista de invitados del Festival de Cine de Berlín, pero no se le deja de mencionar: su compatriota el actor Richard Gere cargó hoy contra él por asociar a los refugiados con el terrorismo.

«Lo peor de Trump es que ha conseguido asociar dos palabras: refugiados y terrorismo», aseguró hoy en la Berlinale el actor de 67 años, que estrena The Dinner en la sección oficial a concurso. Gere, involucrado a nivel personal en la defensa de los derechos humanos, explicó que antes a los refugiados se les quería ayudar y ahora se les tiene miedo.

Asimismo lamentó que desde la llegada de Trump a la Casa Blanca hayan aumentado considerablemente los crímenes de odio. Se «ha estimulado el miedo y eso nos hace hacer cosas terribles», afirmó. Precisamente en The Dinner, Gere encarna a un político que busca convertirse en gobernador. Se reúne a cenar con su hermano (el humorista británico Steve Coogan), que padece una enfermedad mental, y con sus esposas (Laura Linney y Rebecca Hall) tras conocer que los hijos de ambos han cometido juntos un crimen horrible.

«Hay muchas cosas por las que estar enfadado ahora», dijo el director de la película Oren Moverman, quien es israelí pero está afincado en Estados Unidos, en referencia indirecta a Trump.

Al director le gustan los personajes que están enojados con el mundo, preocupados por temas sociales, según dijo en rueda de prensa. Y esa es la primera impresión que ofrecen sus protagonistas, aunque a lo largo de la cena en el lujoso restaurante de alta cocina se irán revelando cómo son realmente.

Moverman (Israel, 1966), que se hizo un nombre como guionista (I’m Not There) y en un principio adaptó la ácida novela del holandés Herman Koch para que Cate Blanchett se estrenase como directora, aprovecha el conflicto entre los dos hermanos para analizar además la historia de Estados Unidos y hace que sus personajes viajen hasta Gettysburg, donde se libró en 1863 una importante batalla de la guerra civil estadounidense. «Allí se enfrentaron hermano contra hermano», dijo el realizador.

The Dinner, que cuenta con una solvente y efectiva labor de los intérpretes, ha sido acogida con cierta frialdad. La sección competitiva de la Berlinale hizo que hoy salieran a la luz secretos y pasiones inconfesables. La directora húngara Ildikó Enyedi sorprendió a la crítica con On Body And Soul, una tierna e insólita historia de amor que se desarrolla en un matadero entre una joven fría, meticulosa y que repudia todo contacto físico (Alexandra Borbély) y el administrador (Géza Morcsányi), cuyo brazo está paralizado. «Ellos tienen un tesoro dentro, como todos nosotros», dijo Enyedi, la primera de las cuatro directoras que en esta edición concurren por el Oso de Oro.

Escrito por la propia directora, este melodrama romántico es la quinta película de la realizadora nacida en Budapest en 1955, que ganó la Cámara de Oro en Cannes con su primer trabajo My 20th Century y ha competido en los Festivales de Venecia y Locarno antes de centrarse en la pequeña pantalla, donde estuvo dirigiendo la versión húngara de la serie «In Treatment».

La jornada oficial se cierra con la proyección en una función especial de T2 Trainspotting, la secuela de toda una película de culto como fue Trainspotting. El director británico Danny Boyle, con un Oscar en casa (Slumdog Millionaire), reúne 20 años después a los protagonistas de aquella historia sobre un grupo de drogadictos en Edimburgo a los que encarnaron Ewan McGregor, Ewen Bremner, Jonny Lee Miller y Robert Carlyle. Boyle rinde un homenaje a la cinta original incluyendo algunas de sus escenas.