Leipzig continúa con paso perfecto en Bundesliga
23 octubre, 2016
Ministerial comienza investigación por incendio a gasolinera en Ciudad del Maíz
23 octubre, 2016

Santos desea acelerar nuevo acuerdo con las FARC

Persona durante una marcha por la paz en la ciudad de Bogotá, Colombia el pasado 20 de octubre de 2016. Foto Afp

Dpa

Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, envió hoy a Cuba a los ministros del Interior, Juan Fernando Cristo; y del Posconflicto, Rafael Pardo, así como al senador Roy Barreras, para reforzar al equipo de paz del Gobierno que desde este sábado discute con las FARC las propuestas para ajustar el acuerdo.

Santos dijo en la víspera que la orden a los negociadores de paz que viajaron el pasado viernes a La Habana para socializar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) las objeciones al acuerdo fue la de «meterle el acelerador» a la nueva etapa del proceso. «(El objetivo es) tener un nuevo acuerdo muy pronto para poder comenzar a implementarlo y multiplicar proyectos a lo largo y ancho del país. Eso hará que la paz sea estable y duradera», dijo el mandatario durante una visita al departamento de Norte de Santander (noreste). De acuerdo con el diario El Tiempo,Cristo, Pardo y Barreras viajaron hacia la caribeña isla para reforzar la discución de las «400 propuestas» que logró recopilar el Gobierno con varios sectores del país en las últimas tres semanas.

El Gobierno y las FARC suscribieron el acuerdo de paz el 26 de septiembre, tras casi cuatro años de negociaciones, pero el proceso quedó en suspenso desde que el pacto fue rechazado en el plebiscito.

El triunfo del «no» en la consulta popular dejó en el limbo todo el acuerdo, incluido un punto que establecía que cinco días después de la firma de la paz los cerca de 5 mil 800 guerrilleros empezarían a concentrarse en sectores donde permanecerían durante medio año, tiempo durante el cual entregarían sus armas a las Naciones Unidas en fases previamente definidas.

Tras el fracaso del Gobierno en el plebiscito, Santos convocó a todas las fuerzas políticas para tratar de salvar el acuerdo de paz, especialmente al Centro Democrático, el partido de derecha radical que dirige el ex presidente Álvaro Uribe, quien encabezó la campaña para que el pacto no fuera refrendando.

El Gobierno abrió entonces una etapa para recibir las objeciones de los políticos que promovieron el rechazo del pacto de paz, que concluyó este jueves.

Todas las propuestas de los sectores opositores fueron reunidas por el Gobierno para discutirlas con las FARC en La Habana, donde se llevó a cabo la negociación desde noviembre de 2012.

Santos ha dicho que hay propuestas que pueden mejorar el acuerdo pero que hay otras que son inviables, entre ellas la eliminación de un punto que contempla la creación de un sistema de Justicia transicional para que los guerrilleros y miembros de la fuerza pública sean juzgados y castigados con penas que no necesariamente se pagarán en cárceles.