Ayuntamiento de SLP, en alerta por permanencia de bajas temperaturas
14 enero, 2021
Sismo de 6.2 en Indonesia deja al menos tres personas muertas
14 enero, 2021

“Se puso fin al patriarcado”: Alberto Fernández al promulgar ley sobre aborto

Alberto Fernández (centro) durante la promulgación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Foto Ap

Stella Calloni, corresponsal

Buenos Aires. “Estoy feliz de poner fin al patriarcado, una gran injusticia que vive la humanidad, después de muchos años de lucha de las mujeres por la igualdad y por la posibilidad de decidir”, dijo el presidente Alberto Fernández al promulgar esta tarde la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, lo que significa que el aborto deja de ser ilegal en el país, así como la ley de los mil mil días que posibilita el cuidado del Estado a las mujeres embarazadas, hasta el nacimiento y la primera infancia.

Fernández sostuvo que empeñó su palabra comprometiéndose a lograr esto durante la campaña que lo llevó al gobierno el 10 de diciembre de 2019, y manifestó “como una celebración” el haber logrado una sociedad igualitaria, y culminar con los largos años de lucha de las mujeres en situaciones en que tenían que recurrir “a la clandestinidad” arriesgando su vida para interrumpir un embarazo. “Nunca más morirá una mujer por un aborto”, sostuvo el mandatario.

Se refirió al castigo que se imponía a las mujeres por el aborto, en momentos en que hay más de mil 500 detenidas por intentarlo, detenciones que deberían prescribir de inmediato los tribunales, por lo cual el ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, creado por este gobierno, se preparó para acompañar y garantizar que se cumpla el derecho ganado con esta ley.

“Es un día de felicidad para todos y todas porque estamos haciendo una sociedad un poco más justa”, añadió Fernández, al recordar que “las mujeres son las primeras víctimas de esa desigualdad, pero muchos hombres nos sentimos mal conviviendo con la desigualdad, por eso, hoy estamos dando un paso importantísimo para que esta sociedad sea más igual”.

Mencionó la situación crítica en que encontró el país, a su llegada al gobierno, con cesación de pago de la deuda, crisis económica, y la pandemia del Covid-19: “¿Qué más me podía pasar? En medio de todo esto, ¡a ustedes se les ocurre terminar con el patriarcado!”, dijo el mandatario en tono festivo al analizar esta ley que “lejos de lo que muchos piensan, iguala en la capacidad de decisión” al promulgarse junto a la de los “mil días por si alguna vez alguna mujer dudó en ser madre por los costos que significan el cuidado y alimento en los primeros años de vida a su hija o hijo”.

Señaló que “ese dilema lo terminamos. Las mujeres embarazadas que tienen dificultades de cualquier tipo, van a tener un Estado detrás de ellas que le va a dar salud y garantías para desarrollarse (…) lo que estamos aumentando es la capacidad de decidir a las mujeres”.

Entre lo que falta aún destacó la necesidad de una ley de educación sexual integral en todo el país para prevenir los embarazos no deseados, y recordó una cantidad de leyes anteriores como la asignación universal por hijo y la ley de matrimonio igualitario a los que caracterizó de hitos en el aumento de la igualdad y de una sociedad más justa.

También recordó que la batalla por la igualdad continuará hasta que las mujeres tengan las mismas posibilidades de trabajo y los mismos ingresos que los hombres, o que “corra el riesgo de perder el trabajo por estar embarazada . Ya hemos comenzado a hacerlo y por eso tenemos que celebrar», concluyó al destacar el hecho de que muchos hombres como el actual ministro de Salud Gines González García, lucharon junto a las mujeres por sus derechos.

Derechos humanos

Por otra parte, la Gremial de Abogados y Abogadas de Argentina convocó a una conferencia de prensa virtual para informar sobre el asesinato de las dos niñas argentinas Lilian Mariana y María Carmen Villalba de once años , secuestradas, torturadas y ultimadas por el ejército paraguayo, el pasado 2 de septiembre cuando viajaron desde Argentina a ese país para ver a sus padres presos y a su familia y por la desaparición forzada de una prima de ambas, Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, de 14 años hija de los prisioneros políticos Carmen Villalba y Alcides Oviedo.

En este último operativo fue también secuestrada y sigue detenida y aislada en un cuartel militar de Paraguay, la tía de las niñas, Laura Villalba, también residente en Misiones, provincia argentina. “El gobierno paraguayo debe saber que los crímenes cometidos contra las dos niñas (Lilian Mariana y María Carmen Villalba) son de lesa humanidad y esos no prescriben nunca”, sostuvo el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel al intervenir en la conferencia.

Se explicó que en el lugar donde fueron secuestradas las niñas también estaban Laura Villalba, su sobrina Carmen Elizabeth y su hermana melliza Tamara Anahí Tania Tamara., que lograron huir.

De acuerdo a la denuncia el pasado 20 de noviembre cuando un grupo de tres campesinos intentaban ponerlas a salvo, se produjo otro choque con el ejército, donde Carmen Elizabeth es herida levemente en una pierna y los campesinos asesinados.

Sin embargo el grupo se dispersa como puede, y tanto Laura como las otras dos niñas pierden contacto con Carmen Elizabeth. Laura Villaba es detenida en una pinza de las Fuerzas de Tareas Conjuntas y la hermana de Carmen, Tamara Anahí y su prima Tania Tamara, lograron pasar la frontera gracias a la solidaridad del pueblo paraguayo y llegar a Argentina el 23 de diciembre. Este es el relato de la reconstrucción de los hechos realizado por el grupo de abogados que envió la Gremial a Paraguay para tratar de encontrar a la niña desaparecida:

La responsable de la Defensoría Nacional del Niño y la Niña, Marisa Graham, informó que la melliza de la niña desaparecida, se presentó ayer ante el Comité de Derechos del Niño y la Niña de Naciones Unidas con sede en Ginebra para denunciar los hechos y que se informó a la cancillería argentina que para que se permita la entrada del reconocido Equipo de Antropología Forense argentino que deberá realizar una autopsia de los cadáveres de las niñas lo que está siendo impedido. Además también se pide que la cancillería argentina solicite que se permita actuar en los dos casos a una comisión investigadora independiente.

El gobierno del presidente paraguayo Abdo Benítez no ha respondido al gobierno y la cancillería argentinos, en sus reclamos. Incluso el ejército paraguayo acusó a la Argentina de ser “una guardería” de subversivos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y un oficial de ese país acusó al Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) de “encubrir” a la guerrilla del EPP. “Esa es una vieja práctica en Paraguay para quitar del medio a todo aquel que denuncie las violaciones de Derechos Humanos”, sostuvo Pérez Esquivel, presidente del Serpaj argentino, quien llamó a renovar los esfuerzos para que aparezca con vida la niña desaparecida y el gobierno paraguayo responda ante esta situación.