Tribunal revoca multa en contra de Javier Lozano
29 septiembre, 2018
Otorgan honoris causa a ‘El Mijis’
29 septiembre, 2018

Suman 384 muertos tras sismos y tsunami en Indonesia

Miembros del equipo médico ayudan a pacientes fuera del hospital en Palu, en la isla de Sulawesi. Foto Afp

Dpa

Yakarta. Al menos 384 personas murieron después de que dos fuertes terremotos y un posterior tsunami asolaran el viernes la isla indonesia de Célebes (Sulawesi en indonesio), informaron hoy fuentes oficiales.

Además hay al menos 29 personas desaparecidas y otras 540 heridas de gravedad tras los dos sismos -el primero de magnitud 5.9 y el segundo de 7.4- y el posterior tsunami que asolaron la costa occidental de Célebes, una de las mayores islas de Indonesia.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el epicentro del segundo terremoto se encontró a unos diez kilómetros de profundidad y a unos 80 kilómetros al norte de la ciudad de Palu.

Sutopo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), anunció que se teme que aumente el número de víctimas mortales porque las cifras sólo corresponden a Palu, capital de la provincia de Célebes Central. Además resultaron afectadas otras comunidades situadas a lo largo de la costa occidental de la isla.

Las redes eléctricas y de transporte han quedado dañadas, por lo que probablemente pasen varios días antes de poder determinar la magnitud exacta de la catástrofe.

En Palu también quedaron gravemente dañados un centro comercial y una mezquita. Además, se derrumbó un puente de 250 metros de largo.

El aeropuerto de esta ciudad, que tiene 350 mil habitantes, permanece cerrado por los destrozos en la pista de aterrizaje y sólo permite el aterrizaje de los helicópteros.

Komang Adi Sujendra, director del hospital estatal de Undata en Palu, anunció que había pedido asistencia después de que el terremoto dañara los edificios del centro. «Necesitamos toda la ayuda que sea posible recibir», dijo. «Necesitamos hospitales de campaña, médicos, medicinas y mantas», añadió.

El canal metro TV mostró imágenes tomadas en Palu con una cámara de celular. En ellas se ve cómo una ola de hasta tres metros de altura se acerca lentamente y golpea duramente las casas, arrasando vehículos y todo lo que encuentra a su paso.

Los habitantes buscaban refugio en medio del pánico, pero muchos fueron arrastrados por el agua, incluidos los cinco miembros de una misma familia, confirmó Sutopo.

Más de la mitad de los 560 prisioneros de una cárcel en Palu escaparon después de que se derrumbaran los muros del centro penitenciario, informó el jefe de los carceleros, Adhi Yan Ricoh, a la agencia estatal de noticias Antara.

Hasta el momento, las fuerzas de seguridad no han intentado volver a capturar a los presos porque están ocupadas en ayudar a las víctimas de los sismos y el tsunami, explicó Adhi.

La Unión Europea (UE) trasladó sus condolencias al Gobierno de Indonesia y prometió el envío de ayuda. «Nuestros pensamientos están con las víctimas y todos los afectados, así como con quienes prestan los primeros auxilios trabajando duro para salvar a personas en condiciones difíciles», manifestó en un comunicado la Comisión Europea en Bruselas.

Con 260 millones de habitantes, Indonesia es uno de los países más poblados del mundo y se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se producen con frecuencia terremotos y erupciones volcánicas.

En agosto, varios sismos dejaron más de 500 muertos en la isla de Lombok, elegida por los turistas. Las erupciones de volcanes también son comunes en Indonesia.

JSL
JSL