Cada hora mueren nueve mexicanos por cáncer: Narro
5 febrero, 2017
Pronostican ascenso de temperaturas en mayor parte del país
5 febrero, 2017

‘Tarde para la ira’ triunfa como mejor película en los Goya

El cineasta Alejandro Amenábar y la actriz Penélope Cruz, quienes fueron los encargados de entregar el premio a mejor película. Foto Afp

Afp y Dpa

Madrid. Un monstruo viene a verme arrasó el sábado con nueve premios Goya que incluyeron mejor dirección, para Juan Antonio Bayona, pero el honor a la mejor película recayó en Tarde para la ira. Emma Suárez, en tanto, hizo historia como la segunda actriz doblemente galardonada en la misma ceremonia.

La película de Bayona arrancó con fuerza en la gala del cine español, ganando los siete primeros premios a los que optaba: dirección de producción, dirección artística (para el mexicano Eugenio Caballero), maquillaje y peluquería, fotografía, sonido, efectos especiales y música.

Su primera derrota llegó con el premio a la mejor actriz de reparto para Suárez, quien con su papel materno en La próxima piel superó a Sigourney Weaver.

La española fue además galardonada como mejor actriz protagonista por su trabajo en Julieta, de Pedro Almodóvar, en la que interpreta a una madre en busca de la hija que la abandonó años atrás.

Es la segunda actriz en lograr la hazaña, después de que Verónica Forqué se alzó con los dos premios en 1987.

Bayona se llevó el Goya al mejor director, pero el debutante Raúl Arévalo saboreó el premio final por el thriller Tarde para la ira, que también se hizo con los galardones a la mejor dirección novel y el mejor guión original, y le mereció a Manolo Solo el premio al mejor actor de reparto.

El galardón al mejor actor protagonista fue para Roberto Alamo por su interpretación de policía en la cinta Que Dios nos perdone.

El Goya para la mejor película Iberoamericana fue para la argentina El ciudadano ilustre, de Gastón Duprat y Mariano Cohn, y el de mejor película europea para la francesa Elle, de Paul Verhoeven.

Guión magistral

Con guión magistral y eficiente elenco, Tarde para la ira, opera prima de Arévalo venció a la favorita Un monstruo viene a verme, al melodrama Julieta, de Pedro Almodóvar, y a los thrillers El hombre de las mil caras, de Alberto Rodríguez, y Que Dios nos perdone, de Rodrigo Sorogoyen.

En total, la cinta se llevó cuatro estatuillas del busto del pintor Francisco de Goya.

Ganar la mejor película supone un triunfo muy especial para el actor, quien tras brillar como coprotagonista en La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014) se ha estrenado como director con esta obra.

Arévalo escribió el libreto, junto con su amigo David Pulido, sicólogo y debutante en el mundo del cine. Se trata de un texto que les valió el trofeo a mejor guión original en los Goya, el equivalente español de los Óscares.

Juntos proponen al espectador una cinta que comienza como un triángulo amoroso: Josete, soltero, está enamorado de Ana, camarera de un bar que espera nerviosamente la salida de prisión de su novio Curro, con el que tiene un hijo pequeño.