Continuarán las altas temperaturas en la entidad
11 mayo, 2018
Rechaza Córdova que INE realice pronósticos de los comicios
11 mayo, 2018

Torra promete seguir con plan independentista de Cataluña

Quim Torra podría ser investido como presidente de la Generalitat el próximo lunes 14 de mayo en el segundo pleno del Parlamento catalán. Foto: Afp

Dpa

Barcelona/Madrid. Quim Torra, el nacionalista que quedó a un paso de convertirse el próximo lunes en nuevo presidente de Cataluña, prometió hoy seguir adelante con el polémico proceso hacia la independencia unilateral de la región si llega al Gobierno, lo que augura nuevos frente de conflicto con el Estado español.

En su primera entrevista desde que fue elegido el jueves por el ex presidente regional Carles Puigdemont para gobernar Cataluña, Torra dejó claro su perfil de independentista irreductible. Entre otras medidas, adelantó que impulsará un «proceso constituyente» que avance hacia la creación de una Constitución catalana.

«El mandato del primero de octubre nos obliga a iniciar un proceso constituyente. Es el hilo histórico que nos une al primero de octubre y a la declaración de independencia», apuntó Torra en el canal TV3 aludiendo a la consulta declarada ilegal celebrada ese día en Cataluña y tomada por los soberanistas como «mandato» para declarar la independencia.

En tono especialmente duro, el diputado de 55 años aseguró que en Cataluña hay «una crisis humanitaria». «Tenemos gente en la prisión y en el exilio», dijo sobre los 25 políticos catalanes procesados por el plan independentista, parte de los cuales están en prisión preventiva o fugados de la Justicia española en el exterior.

También anunció que colgará un lazo amarillo -símbolo de apoyo a los políticos presos- en la fachada de la sede del Gobierno regional en Barcelona y no descartó el recurso de la desobediencia al Estado. «Yo solo contemplo la posibilidad de obedecer lo que decida el Parlament, que es la expresión de la voluntad de los catalanes».

Torra fue designado como candidato a presidir el Gobierno catalán este jueves por Puigdemont, principal impulsor del plan independentista, que se encuentra fugado desde fines de octubre y espera en Berlín que la Justicia alemana decida si lo entrega a España.

Ex presidente de la influyente entidad civil independentista Òmnium Cultural y candidato número 11 en lista de Junts per Catalunya en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, Torra será elegido previsiblemente el lunes como nuevo presidente regional en un pleno del Parlamento en Barcelona.

Desde su designación como candidato, varios medios recuperaron antiguos tuits y artículos en los que Torra lanzaba agresivas críticas a España. «Los españoles solo saben expoliar», indicaba en uno de ellos. Otro criticaba «el tono, la mala educación, la pijería española, sensación de inmundicia. Horrible».

Políticos de diversos partidos tacharon hoy de «xenófobos» y «etnicistas» esos comentarios y exigieron que el muy probable futuro presidente de Cataluña pidiera disculpas y rectificara.

«Lamento mucho que toda una trayectoria pública y profesional se vea bajo vigilancia por seis tuits publicados hace seis años», respondió Torra hoy en TV3. «Me gustaría que el debate sea sobre lo que haré.

Si alguien lo ha entendido como una ofensa, pido disculpas, no era mi intención». Ni esas disculpas ni la apelación al «diálogo» con el Gobierno español de Mariano Rajoy convencieron a los antiindependentistas, que vieron con alarma el tono de Torra.

«Es el más radical que ha podido encontrar Puigdemont y el único que ha aceptado ser su títere. Es un títere en manos de un prófugo de la Justicia», dijo hoy Inés Arrimadas, líder del partido Ciudadanos, contrario a la independencia de Cataluña y el más votado en los comicios autonómicos del 21 de diciembre.

Torra presentará su programa mañana sábado en el primer pleno de investidura que celebrará a partir de mediodía el Parlamento catalán.

Si se cumple el guion previsto, el candidato podrá ser investido en el segundo pleno el lunes, poniendo así fin a casi medio año de parálisis política en la región derivada de la crisis soberanista.

JSL
JSL