Potosinos disfrutaron de lo mejor del rock en español en la Fenapo
17 agosto, 2018
Venden dólar en promedio de $19.12 en el AICM
17 agosto, 2018

Tribunal turco rechaza liberar a pastor estadunidense

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Ap

Dpa

Estambul. Un alto tribunal de la provincia turca de Esmirna rechazó hoy un recurso de apelación para la puesta en libertad del pastor estadunidense Andrew Brunson, en cuyo arresto domiciliario está el origen de la actual disputa entre Estados Unidos y Turquía, informó hoy la agencia de noticias Anadolu.

Otro tribunal turco había rechazado el miércoles su puesta en libertad y el levantamiento de su prohibición de viajar, lo que llevó al abogado de Brunson a presentar la apelación. Brunson se encuentra bajo arresto domiciliario, tras ser arrestado en octubre 2016 acusado de terrorismo y espionaje. El presidente estadunidense, Donald Trump pidió la puesta en libertad del pastor en varias ocasiones. A principios de agosto, su Gobierno decretó sanciones contra dos ministros turcos y después impuso nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio turcos, lo que provocó el desplome de la lira. La moneda turca se recuperó, sin embargo, en los últimos días.

Turquía prometió el viernes replicar si Estados Unidos decide, como ya amenazó, endurecer sus sanciones por la detención de un pastor norteamericano, que ya han fragilizado a la lira turca.

Mientras el gobierno turco intentaba tranquilizar a los mercados sobre la solidez de su economía, el secretario del Tesoro estadunidense Steven Mnuchin advirtió el jueves que su país adoptaría sanciones suplementarias si Ankara no pone en libertad al pastor Andrew Brunson

«Replicamos (a las sanciones estadunidenses) de acuerdo con las reglas de la OMC y seguiremos haciéndolo», declaró este viernes el ministro truco de Comercio, Ruhsar Pekcan, citado por la agencia estatal Anadolu.

-La débil lira turca enfrenta amenazas de Washington-

La crisis diplomática entre ambos aliados de la OTAN sigue abierta, y la lira turca -que pareció recuperarse esta semana- volvía este viernes a caer con fuerza.

A las 09H30 GMT, la divisa turca perdía cerca de 5 por ciento ante el dólar, borrando sus ganancias de la víspera y cayendo a 6.1246 por billete verde.

El caso del pastor Brunson, puesto bajo arresto domiciliario el mes pasado tras haber pasado más de un año y medio en prisión acusado por Ankara de espionaje y de actividades «terroristas», que él niega con firmeza, desató una tormenta diplomática entre los dos países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a defender el jueves a Brunson, al que calificó de «hombre muy inocente», y consideró que Turquía no era un buen «amigo» de Estados Unidos.

«Turquía se ha beneficiado de Estados Unidos durante muchos años. Ellos tienen a nuestro maravilloso pastor cristiano, a quien pido ahora representar a nuestro país como un gran rehén patriota. No vamos a pagar nada por la liberación de un hombre inocente», escribió.

Un tribunal turco volvió a desestimar este viernes un recurso en el que Andrew Brunson pedía el levantamiento del arresto domiciliario. Pero su abogado indicó que presentaría otro nuevo recurso en dos semanas.

-«Mínimo indispensable»-

El ministro turco de Finanzas, Berat Albayrak, que también es yerno del presidente Recep Tayyip Erdogan, se había esforzado el jueves en tranquilizar a los mercados, durante una inédita teleconferencia con numerosos inversores internacionales.

«Saldremos aún más fuertes de estas turbulencias», declaró el ministro, aludiendo a la crisis de la lira, que ha perdido este año 40 por ciento de su valor ante el dólar.

El ministro descartó además que su país vaya a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) y negó que su gobierno vaya a recurrir al control de capitales.

Para Capital Economics, la intervención de Albayrak fue «moderadamente convincente».

Las autoridades «sólo han hecho lo mínimo indispensable» indica este gabinete en una nota a sus clientes. Durante la teleconferencia, Albayrak «no tomó en cuenta por qué se ha evaporado la confianza en Turquía».

Los economistas están preocupados por la disputa entre Ankara y Washington pero también por el control de Erdogan sobre la economía.

Los mercados sancionaron severamente el rechazo del banco central a subir sus tipos de interés, pese a la caída de la moneda y una inflación galopante. Erdogan, partidario de un crecimiento a cualquier precio, se opone a ello.

Pero en medio de la crisis, Turquía obtuvo el miércoles un apoyo de peso: Catar prometió invertir 15 mil millones de dólares en el país.

Además, Erdogan ha conversado esta semana con la canciller alemana Angela Merkel y con el presidente francés Emmanuel Macron, prueba de que Ankara quiere acercarse a Europa tras dos años de tensiones debido a la situación de los derechos humanos en Turquía.

La justicia turca ordenó el martes la liberación de dos soldados griegos, y el miércoles la del presidente de Amnistía Internacional en Turquía, dos inesperadas decisiones en estos dos casos que fueron muy criticados en Europa.

JSL
JSL