Una «gran mejora», los cambios en el T-MEC, dice la AFL-CIO
10 diciembre, 2019
Arrestan y acusan en EU a García Luna por corrupción: ProPublica
10 diciembre, 2019

Una fiesta popular con cumbia y rock recibe al gobierno de Fernández

Ciudadanos aplauden en la Plaza de Mayo en Buenos Aires, durante la ceremonia de investidura de Alberto Fernández como nuevo presidente de Argentina, el 10 de mayo de 2019. Foto: Afp

Afp

Buenos Aires. La asunción de Alberto Fernández como nuevo presidente de Argentina, estuvo acompañada de una fiesta musical de cumbia y rock en la plaza de Mayo, sobre la que se erige la Casa Rosada y de la cual, a pedido del nuevo ejecutivo, fueron retiradas 24 horas antes las vallas que limitaban el paso hacia la sede presidencial.

La emblemática plaza amaneció embanderada y con pancartas de apoyo al nuevo gobierno de distintas agrupaciones políticas y sindicatos.

«En estos años (de Macri) hubo un retroceso lamentable, triste. Ahora volvemos a tener libertad», señaló Alberto Muñoz, un peón rural, de 39 años.

Fernández convocó a los argentinos a la «unidad» para un «nuevo contrato social solidario». Pero no será fácil superar la llamada ‘grieta’ que divide a los argentinos.

«Es un día muy triste, retrocedemos a un punto lamentable. Macri habrá hecho algunos errores pero que vuelvan estos monstruos que robaron al país…», dijo la abogada penalista Valeria García Morales, de 49 años, que evitó acercarse al centro este martes.

«Estoy feliz. Volvió la democracia. Nosotros estábamos en una dictadura camuflada. Confiamos en Cristina y Alberto», declaró Gladys Bert, una enfermera de 59 años.

JSL
JSL