Pese a protestas, reconfinan municipios en Cataluña
15 julio, 2020
Avión con donativos de Emiratos Árabes repatria a 39 mexicanos
15 julio, 2020

AMLO niega tener información sobre otros funcionarios de la red de Lozoya

El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, y la empresa brasileña Odebrecht, en imagen de archivo. Fotos: Afp

 Después de que la Fiscalía General de la República envió un avión a Madrid, España, para repatriar a Emilio Lozoya Austin, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el ex director de Petróleos Mexicanos regrese para informar sobre los escándalos de corrupción en que estuvo implicado.

Luego de que el martes dijo que la corrupción pudo haber alcanzado a legisladores que votaron por la reforma energética, el titular del Ejecutivo dijo esta mañana que no tiene información directa sobre más servidores públicos implicados en la red de corrupción de Lozoya.

No tengo información directa, ésta es una investigación de la Fiscalía, pero es de dominio público, lo saben los ciudadanos y lo sabe el presidente que hubo mucha corrupción en Pemex, durante ese periodo”.

Son los casos de Odebrecht y lo que tiene que ver con la reforma energética. “Por ejemplo, está denunciado que se pagó con sobreprecio una planta de fertilizantes en Coatzacoalcos ­ ­–la planta Agronitrogenados–. De acuerdo con los avalúos, cuando menos son 200 millones de dólares que se pagaron de más”.

Y también “hay información de que para obtener los votos de la reforma energética hubo sobornos. Entonces todo esto debe de darse a conocer”, agregó.

López Obrador señaló: “Qué bien que aceptó el señor Lozoya regresar y se comprometió a informar cuál es esta situación, qué fue lo que sucedió, nos interesa la verdad en todo porque tenemos que acabar con la corrupción, arrancarla de raíz y que no sea bien visto el que se dedique a sacar provecho al amparo del poder público”.

Afirmó que los servidores públicos “estamos más obligados que cualquier ciudadano a actuar con honestidad. Antes se consideraba que el ladrón era el que se robaba una bolsa de mercado, los cilindros de gas, la ropa que quedaba tendida en el patio, y los grandes ladrones, los que se hacían inmensamente ricos, ni siquiera perdían su respetabilidad y ése es el peor de los males”.

Que ya se acabe eso, exclamó, porque “la justicia no es sólo tener a la gente en la cárcel, es tener una actitud, un hábito de honestidad y eso en México lo tenemos en nuestro pueblo, donde hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales”.

Aseguró que “desde arriba quisieron corromper a todos y afortunadamente no pudieron”.

Tenemos que empezar por “señalar, por juzgar y estigmatizar a los corruptos. Nada de que el corrupto es muy habilidoso, muy astuto; que dé vergüenza, porque el principal problema de México ha sido la corrupción”.

Esa, agregó, “es peor que una epidemia, que una pandemia, es una peste de lo más funesta que puede haber. Entonces hay que acabar con la corrupción”.