Pacto económico para enfrentar desafíos, dice Peña
9 enero, 2017
Pide AMIA ver si presión de Trump viola reglas comerciales
9 enero, 2017

Aseguradoras no cubrirán pérdidas y daños por saqueos en Edomex

Imágenes difundidas en redes sociales del saqueo al Chedraui de Villa Nicolás Romero.

Javier Salinas Cesáreo, corresponsal

Ecatepec, Méx. La Unión Industrial del Estado de México (Unidem) consideró que los saqueos de las tiendas comerciales que se han registrado en los últimos días tendrán consecuencias millonarias, pues al ser actos vandálicos, las pérdidas en inventarios así como los daños en los inmuebles, no serán cubiertos por los seguros.

Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la Unidem sostuvo que las empresas afectadas tendrán que hacer provisiones contables para hacer frente a ese tipo de delitos, ello tendrá un efecto inflacionario ya que se podrían incrementar los precios.

Agregó que tras estos incidentes se corre el riesgo de que algunas empresas decidan ya no abrir algunas sucursales, tal como ocurrió en Acapulco con la empresa Costco en el 2013, que después de los efectos de una tormenta, se dieron actos de rapiña en contra de una de sus sucursales sin que las autoridades lo evitaran.

Hizo un llamado al gobierno federal, a los estatales y municipales a implementar protocolos de seguridad para evitar que se repitan saqueos y actos vandálicos en centros comerciales y tiendas, y garantizar actuación oportuna de la policía, pues podría desatarse un conflicto social que acabe con la gobernabilidad y el Estado de Derecho.

“Consideramos que el gobierno tuvo una respuesta tardía y en algunos casos hasta pasiva. Comprendemos que por un lado, las afectaciones más importantes fueron contra las grandes cadenas de almacenes de autoservicio y departamentales y por el otro, quisieron evitar los costos políticos al no reprimir con mayor dureza ese tipo de acciones”, señaló.

Destacó que fue evidente que las corporaciones policiacas tanto municipales, estatales y federales, se vieron rebasadas por lo ocurrido, y se carecía de un protocolo de actuación ante los saqueos, pues los policías solo corrían de un lado a otro hacia las tiendas que ya habían sido vandalizadas.

“Consideramos que estamos a muy buen tiempo de contener este tipo de actos y evitar que se dé una revuelta social que acabe con la gobernabilidad y el Estado de Derecho, ya que ésta no tendría un líder que pudiera moderarla o detenerla o al menos darle sentido”, manifestó.