Posponen tres meses audiencia a García Luna por pandemia
27 julio, 2020
‘Hanna’ ocasiona inundaciones en Nayarit
27 julio, 2020

BC busca que La Rumorosa sea declarada zona protegida

Parque eólico de la empresa Sempra instalado en La Rumorosa. Foto de Julieta Martínez/La Jornada BC

La Jornada Baja California 

Tijuana, BC. El gobierno del estado inició los trámites legales para que La Rumorosa –uno de los atractivos naturales más importantes de Baja California– sea declarada zona patrimonialmente protegida, con lo cual el parque eólico de la empresa Sempra instalado en el área tendría que ser reubicado, confirmó este lunes el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, durante la transmisión de su mensaje diario.

«Primero lo primero, se declara zona protegida, ya no habrá más y luego el proceso de reubicarlos a todos para que no estén contaminando”, señaló.

El secretario de Cultura, Pedro Ochoa Palacio dio a conocer que inició el proceso para la declaratoria y dijo que a la fecha ya se solicitó al Registro Público de la Propiedad de Tecate y a las oficinas agrarias datos sobre la población que reside en la zona para notificar del proceso.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en cada ocasión que viaja al estado visita la Rumorosa y ha señalado que las instalaciones del parque eólico generan contaminación, además de cuestionar el azul de los tubos del acueducto Río Colorado-Tijuana que aseguró contrastaban con el tono de las montañas de roca, por lo que recomendó que se pintaran de marrón, lo que ya se hizo; situación que generó gran polémica.

En marzo pasado, el secretario general del gobierno estatal, Amador Rodríguez Lozano, afirmó que «tiene razón el presidente López Obrador cuando señala que este parque eólico (en La Rumorosa) está mal ubicado y que en principio no se cumplió con los suficientes estudios ecológicos y de impacto ambiental».

Recordó que desde 2013 grupos ecológicos estadunidenses habían «intentado detener el funcionamiento y actividades de este campo eólico, porque sostienen que los motores hacen mucho ruido, que generan exceso de energía que deteriora los aparatos eléctricos y que las turbinas generan componentes sucios que pueden afectar la salud».

Añadió que entre sus argumentos, éstos han señalado violaciones a la política ambiental transfronteriza, así como amenazas a las aves, como las águilas dorada y calva.

JSL
JSL