desechos
Diócesis de Matehuala denuncia «compra de voluntades» para permitir instalación de Confinamiento Tóxico en Santo Domingo
28 febrero, 2016
Infantino inaugura museo de la FIFA, «una bonita idea de Blatter»
28 febrero, 2016

Cárcel para Serrano Limón y Luis Pazos, exigen ONG

Aseguran que gente de buena voluntad cooperó para pagar la fianza que puso en libertad a Jorge Serrano Limón. Foto: Jesús Villaseca

 Aseguran que gente de buena voluntad cooperó para pagar la fianza que puso en libertad a Jorge Serrano Limón. Foto: Jesús Villaseca


Aseguran que gente de buena voluntad cooperó para pagar la fianza que puso en libertad a Jorge Serrano Limón. Foto: Jesús Villaseca

Por Sanjuana Martínez / especial para La Jornada

Organizaciones no gubernamentales que desde hace 14 años buscan justicia en torno a la malversación de fondos públicos que deberían haber sido destinados a la atención de la mujer y el combate al VIH exigen que Jorge Serrano Limón cumpla su condena tras las rejas, Provida sea expulsado del Comité de Normatividad de la Secretaría de Salud y sus cómplices, entre ellos sus colaboradores más cercanos y el ex diputado panista Luis Pazos, sean también procesados.

El expediente de 6 mil 525 páginas contra Serrano Limón, al que ha tenido acceso La Jornada, incluye todo un entramado de empresas fantasmas construido por el director de Provida para el desvío de alrededor de 30 millones de pesos, con facturas que amparan la compra de tangas en el mercado La Merced, plumas Mont Blanc en la tienda Cartier, costosos trajes para caballero adquiridos en El Palacio de Hierro, Liverpool y Sears, y 81.53 por ciento del total concentrado en rubros de supuesta publicidad y un mobiliario no comprobado.

Serrano Limón se robó el dinero que dijo era para atender a las mujeres. Él ha sido el rostro público de una corriente de pensamiento contraria a los derechos humanos para las mujeres, una visión que quieren imponer por la vía de la fuerza y del dogma convicciones propias a toda la sociedad, intentando pasar por encima de la ley, señaló en entrevista Daptnhe Cuevas, directora de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, una de las seis organizaciones que iniciaron la investigación en su contra en 2002.

El pasado domingo 21 de febrero el dirigente del Comité Nacional Provida recuperó su libertad después de que sus abogados garantizaron el pago de 150 mil pesos por obligaciones procesales, 13 mil 572 pesos por una multa y 25 millones 764 mil 539 pesos por reparación del daño.

En 2002 el dinero que recibió Serrano Limón lo pactó con el entonces diputado panista Luis Pazos, quien asignó los recursos de manera unilateral. Pazos jamás ha sido tocado por este caso. Es una de las deudas de la justicia; es el que ha gozado de más impunidad en este caso, y debe ser procesado, indicó Cuevas.

Añadió: es importante que Serrano Limón cumpla su condena tras las rejas, porque durante mucho tiempo ha sido el líder moral de un grupo de personas y ahora está siendo exhibido con su doble moral por desviar recursos y gastarse el dinero del erario en cosas personales, lujos innecesarios.

Empresas fantasmas

Las facturas, de las cuales posee copias La Jornada, muestran un burdo entramado de empresas fantasmas vinculadas a Provida, que también fueron utilizadas para desviar 3 millones 495 mil pesos de la Lotería Nacional, que le fueron entregados para comprar equipos de ultrasonido.

En el concepto publicidad, Serrano Limón se gastó 9 millones 745 mil 10 pesos, es decir, 75.62 por ciento del total. Esos recursos los ejerció contratando a la empresa Mercatel, SA de CV, cuyos teléfonos y dirección son los mismos que los del Comité Nacional Provida, ubicado en Bahía de la Concepción número 25, en la colonia Verónica Anzures de la Ciudad de México.

Además, la empresa fantasma Mercatel expidió ocho facturas vencidas por un valor de un millón 622 mil 910 pesos, lo cual es una falta de requisitos fiscales. Y como existía el compromiso de que el total de los 30 millones de pesos fueran ejercidos en 2003, el 18 de diciembre de ese año Provida contrató publicidad a futuro, pero facturando el año obligado.

En el concepto de Mobiliario y equipo médico, las copias de las facturas demuestran que 95.59 por ciento, es decir, 11 millones 520 mil 447 pesos, fueron trasladados a la empresa Imporvar, SA de CV, que dejó de existir poco tiempo después de 2003, con irregularidades en los folios de las facturas que del número 12 se saltan al 82, otra irregularidad fiscal.

Lo más importante: en el rubro de ayuda a mujeres, Serrano Limón comprobó parte de esos 30 millones con facturas falsas. El 96.47 por ciento de los recursos, es decir, un millón 35 mil pesos, fueron utilizados para contratar el salón de fiestas El Castillo Branstock, ubicado en Ecatepec, estado de México, y realizar dos capacitaciones y una reunión de directivos, cuyos números teléfonicos son los mismos que los de la empresa Mercatel, es decir, los de Provida.

Pero de acuerdo con las facturas, el salón de fiestas fue dado de alta ante la Secretaría de Hacienda el 30 de agosto de 2002, y emitió su primera factura a Provida el 7 de julio de 2003, un documento no válido porque en términos fiscales debió ser de tres meses y medio después de los supuestos actos.

El rubro Ayuda para mujeres fue utilizado por Serrano Limón para comprarse en 2003 lujosos trajes, pantalones, sacos y túnicas en Sears, Aldo Conti y El Palacio de Hierro, por valor de 37 mil 825 mil pesos.

Con los 30 millones de pesos entregados por el entonces diputado panista Luis Pazos a Serrano Limón, el 5 de junio de 2003 se compraron una pluma fuente y un bolígrafo de la marca Mont Blanc, en la tienda Cartier ubicada en la calle de Amberes, colonia Juárez, en la Ciudad de México, por valor de 12 mil 361 pesos.

El uso de los recursos públicos fue destinado por Serrano Limón supuestamente a la beneficencia, y para intentar comprobarlo presentó un recibo deducible por una donación de 600 mil pesos a una supuesta asociación de rehabilitación, algo que constituye una irregularidad, ya que Provida no estaba facultado para hacer donaciones, lo cual significa otro desvío de recursos.

A pesar de todas estas pruebas, Serrano Limón fue liberado gracias al pago de más de 25 millones de pesos. ¿Quién pagó la fianza?, se preguntó Daptnhe Cuevas.

Dice que hicieron una cooperación entre la gente de buena voluntad para liberarlo de la cárcel. Finalmente quienes lo están ayudando deben saber que en lugar de hacer un acto de caridad, están cometiendo un acto de complicidad con un hombre que pregona una defensa de la vida, pero que actúa de manera ilícita.

Justicia incompleta

La historia del juicio a Serrano Limón comenzó en diciembre de 2002, cuando la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados logró un aumento de 600 millones de pesos para programas de atención directa a las mujeres, y el diputado panista y escritor Luis Pazos, presidente de la Comisión de Presupuesto, mandó una carta con la distribución del dinero, con un faltante por la cantidad de 30 millones de pesos.

Hicimos un montón de investigaciones y nos dimos cuenta que habían bajado los recursos vía la Secretaría de Salud, y que a diferencia de todos los proyectos, en este caso se trataba de la firma de un convenio directo, en donde le daban 30 millones de pesos. Serrano Limón fue quien firmó el convenio, para la instalación de 10 Centros de Atención a la Mujer, precisó Daptnhe Cuevas.

Apoyado por la jerarquía católica, el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, Serrano Limón ha pagado la fianza y ha continuado operando gracias a los amparos que lo han librado de la cárcel y a sus vínculos con el poder político, a través del PAN y el PRI.

“Serrano Limón pertenece a todo un movimiento de ultraderecha. Son lasanta inquisición, donde la Iglesia es la que decide sobre los cuerpos de las mujeres. Esta es una clara violación al Estado laico. La directora de Provida, Rocío Gálvez, colaboradora también de Serrano Limón, tiene responsabilidad, porque firmó el documento y debe ser procesada, al igual que el ex diputado Luis Pazos, que violó la Constitución destinando recursos a dicho comité; él es el gran responsable”, señaló en entrevista la diputada Malú Micher, quien también participó en las investigaciones del caso.

Añadió: Pero una cosa es que él haya devuelto dinero y otra cosa la reparación del daño. Los asaltabancos devuelven el dinero y se quedan en la cárcel. Serrano Limón debe volver a la cárcel por peculado, ya que finalmente le robó a la nación.

Durante todos estos años Serrano Limón ha emprendido una cruzada contra las mujeres que deciden libremente sobre su cuerpo, apareciendo en actos públicos con fetos de plástico y fotografías sensacionalistas sobre abortos, algo que para Martha Juárez, de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, es “patético.

Es el príncipe del conservadurismo, un hombre retrograda que representa de manera caricaturezca la defensa de su moral. A pesar de ser un personaje muy deslegitimado socialmente, todavía hay gente que sale a defenderlo y lo pretende colocar como víctima. Le ha hecho mucho daño a la vida de las mujeres; debería estar tras las rejas. Eso sería lo más cercano a la justicia, concluyó Juárez.