Mario Delgado visitará SLP este sábado
15 octubre, 2020
Caída Libre/ Felipe Libre
16 octubre, 2020

Coahuila blinda frontera con Zacatecas debido a la inseguridad

Aspectos del equipo que realizará el patrullaje. Foto Alfredo Valadez

Alfredo Valadez Rodríguez, corresponsal

Zacatecas, Zac. La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila “blindó” su frontera con el estado de Zacatecas, con más de un centenar de policías y militares, movilizados en 30 patrullas y unidades motrices terrestres de diversos tipos, así como un helicóptero.

A través de su cuenta de twitter, el gobierno coahuilense informó que, “con el objetivo de mantener una vigilancia permanente en brechas y carreteras en los límites con Zacatecas, realizamos operativo coordinado saliendo de la Base de Operaciones Mixtas Derramadero”.

En dicho operativo especial intervienen elementos de la Agencia de Investigación Criminal – División de Fuerzas Especiales, Guardia Nacional, Ejército Mexicano; el Grupo de Reacción Sureste y la Policía Preventiva de la Comisión SPC; así como de la Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila con sus distintos agrupamientos.

En tanto, en Zacatecas, la disputa violenta por el control de los 58 municipios del estado, entre presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa contra miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación continúa, lo que ha generado en enfrentamientos, ejecuciones, secuestros y extorsiones a civiles.

La tarde del miércoles un comando baleó la casa de Daniel López Martínez, presidente municipal del PAN en el municipio de Ojocaliente, aunque no hubo personas lesionadas.

Asimismo en la comunidad de Laguna Grande, municipio de Monte Escobedo, al sureste del estado, policías estatales y militares se desplegaron luego de que presuntos sicarios de dos organizaciones contrarias de enfrentaron durante más de una hora, con un saldo oficial de dos muertos y dos heridos.

Sobre este enfrentamiento un sacerdote católico, de nombre Juan Carlos Quezada, párroco de la iglesia de Laguna Grande, alertó a través de su cuenta de Facebook a su feligresía, informando que había en las calles del lugar “heridos y muertos”; ahorita todos nos encontramos en nuestras casas resguardados, porque así nos lo indicaron (sic), se encuentra ya el ejército y policías, resguardando el área donde se encuentran los vehículos destrozados por las balas. Por favor, pido a todos mis feligreses encendamos nuestro cirio pascual, y recemos por nuestra comunidad”

En tanto, entre la comunidad de estudiantes y maestros de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), causó conmoción la noticia de la muerte de la joven Jennifer Mejía Pérez, de 20 años de edad, estudiante de la Escuela de Medicina Veterinaria, originaria del municipio de Villa González Ortega y quien fue secuestrada la semana pasada en el municipio de Pánfilo Natera. Aunque sus padres pagaron un rescate de dos millones de pesos, los secuestradores la asesinaron y abandonaron su cuerpo a orillas de una carretera el miércoles.

Mientras la comunidad de la Escuela de Odontología de la UAZ emitió este jueves una carta pública de reclamo, dirigida al gobernador Alejandro Tello, por el homicidio de dos de sus egresados, asesinados por presuntos narcotraficantes.

Sus cuerpos fueron localizados a un costado de la carretera del municipio de Ojocaliente, con señales de tortura y envueltos en cobijas. En la misiva dirigida al mandatario priista, la comunidad universitaria planteó: “Hoy nos encontramos una vez más con el alma hecha pedazos. Hace algunas horas se nos informó del fallecimiento de dos colegas. Nos duele como no tiene idea Señor Gobernador, nos arrebataron a dos médicos de excelencia, injustamente y nos preguntamos si realmente estamos en el estado que merecemos.

“Este es un llamado para que haga algo Alejandro Tello, como Gobernador, pero más que nada como ser humano, porque el día de mañana o incluso hoy uno de nosotros ya no podría regresar a su casa… sabemos que no es una tarea fácil la que usted tiene cada día, pero nos están matando y usted no está haciendo nada. Atentamente: médicos cirujanos dentistas, enfermeros, docentes, amigos, padres, hermanos, familiares”.

Por otra parte, en la capital de la entidad, la media tarde de este jueves, integrantes de la Guardia Nacional y Policía Estatal Preventiva cerraron un tramo de la calle Constitución, de la colonia Lomas de la Soledad –a un costado del Hotel Parador-, pues en el interior de un domicilio se localizó el cadáver de un policía ministerial, que trascendió, fue ejecutado.

Además, este jueves los cuerpos de dos personas no identificadas fueron halladas a un costado de la carretera Zacatecas – Torreón, a la altura el municipio de Cañitas de Felipe Pescador.