PAN denuncia irregularidades en comicios extraordinarios de Monterrey
23 diciembre, 2018
Incendio destruye 50 casas en Zihuatanejo
23 diciembre, 2018

Cocineros en Tijuana hacen paella para apoyar a migrantes

Imagen de la paella gigante que disfrutaron los migrantes esta tarde. Foto Mireya Cuéllar

Mireya Cuéllar y Kau Sirenio/ La Jornada Baja California 

Tijuana. Cocineros de las dos Californias se unieron para elaborar cuatro mil porciones de paella valenciana frente al albergue El Barretal y compartir el platillo típico español con los alrededor de dos mil miembros de la Caravana Migrante que permanecen en el lugar a la espera de poder cruzar a Estados Unidos o regularizar su estancia en México.

El embajador de paella Valenciana en Estados Unidos, Armando Rodeil, chef fundador de paella Wine & Beer Fest, quien encabezó la iniciativa, inició las actividades desde muy temprano. El arroz y la carne, base del conocido platillo, empezaron a mezclarse a las nueve de la mañana y se servio al medio día.

Una paellera gigante fue el centro de la actividad, mientras alrededor, otros miembros de la comunidad española elaboraron paellas más pequeñas. Arroz más oscuro, más claras, con judías verdes… todos los migrantes recibieron porciones gigantes acompañadas de trozos de Pan.

Manuel, quien viene de San Pedro Zula, Honduras, dijo que no había comida paella: “Nunca la había visto siquiera, pero está deliciosa”.

Mientras el grupo de cocineros atizaban el carbón para la paella, un grupo de hondureños se afanaban haciendo tamales para la cena de mañana, para celebrar la Navidad. Minsa, achiote, carne de cerdo, manteca… fueron donados por tijuanenses que les preguntaron qué querían cenar el 24 y la respuesta fue que ellos preparan tamales en estas fechas.

Este domingo el chef Vicente Ortiz y su equipo cocinaron la paella más grande jamás cocida a la leña en Baja California.

“La paella solidaria sin fronteras” alcanzó para alimentar este a todo El Barretal y se convocó a los migrantes de otros albergues a visitarlos porque había porciones para 4 mil.

Acompañado de Vicente Ortiz de los restaurantes Don Chente y El Pescador, Rodeil dijo: “No queremos entrar en controversias, ni políticas, ni sociales con las autoridades locales. Venimos hacer lo que sabemos hacer, cocinar la paella, porque el alimento no tiene frontera. Porque creemos que un plato es de amistad, de unión, de cordialidad y también de solidaridad, por eso estamos aquí listos para poner nuestro granito de arroz”.

JSL
JSL