Apoya Toledo el rescate y difusión de lenguas indígenas
5 julio, 2017
Solución al conflicto laboral en ‘La Jornada’
5 julio, 2017

Comerciantes de Puebla exigen esclarecer el asesinato de Meztli Sarabia

En la imagen, el contingente a su arribo a la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Foto ‘La Jornada’

Llaven/La Jornada de Oriente, A. Becerril y V. Ballinas

Puebla, Pue. La Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre, con apoyo de organizaciones nacionales y estatales, realizó ayer una caravana de Puebla a la Ciudad de México a fin de exigir la intervención del gobierno federal para esclarecer el asesinato de Meztli Sarabia Reyna –cometido el 29 de junio–, la detención de los autores materiales e intelectuales del crimen, la libertad de los presos de conciencia y alto a la represión en el estado.

A bordo de 50 camiones, la comitiva salió a las 9 horas del mercado Hidalgo, sede de la organización, hacia el Senado de la República, donde ofreció una rueda de prensa con el respaldo de la senadora Dolores Padierna Luna y de Roxana Luna Porquillo, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática.

Familiares de Meztli Sarabia demandaron la intervención del Senado para que se investigue a fondo el crimen y paren el hostigamiento y la represión contra esa familia, ya que el padre, Rubén Sarabia, conocido como Simitrio, fundador de la UPVA, está en prisión domiciliaria después de haber pasado gran parte de su vida privado de la libertad.

Ante las legisladoras, Rita Amador López, dirigente de la UPVA 28 de Octubre y esposa de Simitrio, y el hijo de éste, Tonatiuh Sarabia, resaltó que por décadas han sufrido persecución, la cual se incrementó durante el gobierno del panista Rafael Moreno Valle, y concluyó con el encarcelamiento de cinco dirigentes de la organización, incluidos su esposo Rubén y sus hijos Xihuel y Rubén Sarabia Reyna.

Padierna se comprometió a plantear este miércoles, durante la sesión de la Comisión Permanente, que se exprese una condena enérgica al asesinato de Meztli Sarabia y se exhorte a la Fiscalía General de Puebla a que esclarezca el crimen.

Posteriormente los comerciantes se trasladaron a la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y después a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México.

Por la tarde, marcharon del Ángel de la Independencia a las oficinas de la Secretaría de Gobernación (SG), a fin de exigir que intervenga para detener los ataques contra la organización.

Tonatiuh Sarabia Amador, abogado de la UPVA e hijo de Simitrio, anunció una reunión con el presidente de la CNDH, Luis Raúl González, para tratar el asesinato de su hermana y conocer los mecanismos de protección para su familia y los comerciantes que fueron agredidos.

Rita Amador, dirigente de la organización, informó que se han entrevistado con el subsecretario de Derechos Humanos de la SG, Roberto Campa Cifrián, para conocer las medidas cautelares que puede ofrecerles la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra de la Libertad de Expresión, en respaldo a Simitrio, su familia y los agremiados a la 28 de Octubre.

En el caso de Simitrio –precisó– se aumentará el número de policías armados y se colocarán cámaras de vigilancia en su casa, que desde marzo pasado se convirtió en prisión domiciliaria.

Al final, Rita Amador manifestó que también buscarán la liberación de sus hijos, Rubén y Xihuel Sarabia Reyna, así como de los dirigentes Fernando Alonso Rodríguez y José Muñoz Villegas, a pesar de que tanto Simitrio como sus hijos han ganado al menos siete amparos, y juzgados federales han dictaminado que, entre otras anomalías, las acusaciones de narcomenudeo son improcedentes por falta de elementos.

El 29 de junio cuatro sicarios con el rostro cubierto ingresaron a las oficinas centrales de la UPVA 28 de Octubre, en el mercado Hidalgo, para ejecutar a Meztli Sarabia, hija de Simitrio, de un tiro en la nuca y otro en el abdomen.

Junto a su cuerpo fue dejado un cartel con el siguiente mensaje, dirigido a su padre: “Esto les pasará a todos los que apoyen a Simitrio. Sigues tú, Simitrio, y los que apoyen a Simitrio. Fuera la 28”.

La organización sostiene que se trató de una “ejecución de Estado” perpetrada con precisión quirúrgica.