Atrapan a cuatro por robo a banco de avenida Carranza
21 noviembre, 2019
‘Gobierno de a pie’ llega a colonia Guadalupe
21 noviembre, 2019

Comisión de Presupuesto aprueba dictamen de PEF 2020

Sesión de la Comisión de Presupuesto realizada en Expo Santa Fe. Foto José Antonio López

Roberto Garduño y Enrique Méndez 

Ciudad de México. La Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde el dictamen de Presupuesto de Egresos de la Federación, que se turnó a la Mesa Directiva para su discusión en la reunión de pleno que se realizará en la Expo Santa Fe.

El dictamen fue aprobado por 34 votos en favor de Morena, PT, PES y PVEM, y 12 en contra de PRI, PAN, MC, PRD y un legislador sin partido.

Aunque el PAN planteó que se discutieran en la comisión 206 reservas que presentó, pero la mayoría lo rechazó.

En los ajustes al presupuesto, la Cámara de Diputados aplicó un recorte de 14 mil millones de pesos, entre otros al Poder Judicial, los órganos autónomos e incluso a la Fiscalía General de la República.

De ese monto, el Instituto Nacional Electoral perderá mil 71 millones; la fiscalía mil 500 millones y el Poder Judicial mil 327 millones; también se disminuyó en 2 mil 500 millones los adeudos de ejercicios fiscales anteriores y en 5 mil millones la deuda pública.

En el anexo del decreto se autorizan 2 mil 500 millones de pesos para la financiera agrícola que ofreció Morena a las organizaciones campesinas.

Por primera vez, la cámara aceptó disminuir el pago del IPAB, gracias a la reducción de las tasas de interés de Banco de México, y de 43 mil 830 millones previstos se destinarán 43 mil 330 millones. De estos 500 millones de pesos, la mitad se destinó a incrementar el Fondo Regional, como planteó Carol Antonio Altamirano (Morena) y el resto a programas para pueblos indígenas.

A propuesta del diputado Azael Santiago Chepi (Morena), se aumentaron 190 millones para escuelas normales, dentro del programa Fortalecimiento a la excelencia educativa.

Las reasignaciones al presupuesto ascendieron a 11 mil 397 millones, para cuadrarlas con el mismo monto que el Congreso autorizó como ingresos adicionales al proyecto presidencial.

El presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Eraclio Rodríguez (Morena) cuestionó que se mantienen en el proyecto los recortes al campo, principalmente en el rubro de comercialización.

Esta decisión, dijo, pone en riesgo el abasto de alimentos. “¿Qué va a pasar? Va a subir el precio del huevo, de la leche. ¿Por qué? Porque se va a sembrar menos sorgo, maíz y frijol. Habrá un problema de abasto. Ojalá y lo podamos resolver”.

Durante la discusión del dictamen, la diputada del PES e integrante del Frente Auténtico del Campo, Carmen Cabrera, cuestionó el operativo para encapsular, desde el miércoles, a los campesinos que mantenían el bloqueo a la cámara.

“Se les arrinconó con tanquetas de agua y con un grupo de élite. Así deberían hacer a los delincuentes que tienen de rodillas al Estado matando niños y jóvenes.

“Sembrando Vida es un negocio de Alfonso Romo. ¿Qué hizo en 2018? Pagó la campaña de Andrés Manuel López Obrador y hoy es el principal asesor del Presidente. Los pequeños y medianos productores no tendrán apoyos”.

Luego de que se confirmó un recorte de mil 71 millones al Instituto Nacional Electoral, el diputado Xavier Azuara (PAN), sostuvo que “este presupuesto está orientado a atentar contra los órganos autónomos, los contrapesos”.

En contraste, el coordinador del PT, Reginaldo Sandoval, afirmó que la cámara mantiene el cumplimiento a las obligaciones financieras aun cuando son heredadas de sexenios anteriores.

“Estamos siendo cumplidores con los compromisos de deuda que dejaron. No les hemos fallado. Hay responsables de esta herencia: (Enrique) Peña Nieto, (Felipe) Calderón, (Vicente) Fox, (Ernesto) Zedillo, (Carlos) Salinas, Miguel de la Madrid, los del modelito económico de 36 años que descompusieron esta patria”, agregó.

El dirigente cenecista Ismael Hernández Deras (PRI) lamentó que desaparecer el programa de comercialización no tiene impacto en los moches, sino en el abasto y precio de los productos básicos.

“No es posible que en estos días, por esta incertidumbre, tengamos que la tortilla haya subido entre 18 y 20 pesos en algunas partes del país, por no tener la seguridad de que haya apoyo para la comercialización de maíz. El frijol, entre Zacatecas, Durango y Nayarit lo van a vender a la canasta básica de los más pobres entre 20 y 22 pesos”.

JSL
JSL