Congreso de Tamaulipas blinda a García Cabeza de Vaca para evitar desafuero
2 marzo, 2021
Detienen a extranjero que realizó pintas en Bellas Artes
2 marzo, 2021

Comuneros de Santa Fe de la Laguna, Michoacán, denuncian torturas

Foto archivo de comuneros de Santa Fe de la Laguna el Día de Muertos.

Ernesto Martínez Elorriaga, corresponsal

Morelia. Autoridades comunales de Santa Fe de la Laguna, municipio de Quiroga, denunciaron tortura, desaparición, acoso y amenazas en contra de integrantes del gobierno comunal por parte de un presunto grupo paramilitar. Dijeron que esta agresión tiene que ver con el despojo de su territorio.

Como parte del Concejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), autoridades de este pueblo purépecha, asentado en la ribera del lago de Pátzcuaro, señalaron que el pasado 5 de febrero, a las 16:00 horas, detuvieron, desaparecieron y torturaron a dos autoridades de Santa Fe de la Laguna por más de nueve horas, luego fueron liberados gracias a que la comunidad bloqueó la carretera Quiroga-Zacapu como medida de presión.

Declararon que el pasado 28 de febrero, nuevamente autoridades de la comunidad recibieron amenazas de muerte por parte de un grupo de paramilitares presente en la zona, por lo que la comunidad se encuentra en estado de alerta máxima, reforzado su seguridad comunal y aumentando sus actividades de protesta.

El dirigente del CSIM, Pavel Guzmán, explicó que la organización respalda la lucha histórica de la comunidad por la reconstitución de su territorio y también se declaran en estado de alerta, haciendo llamado atento y respetuoso a las organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles e indígenas para que estén atentos y brinden apoyo y acompañamiento.

Exigió a los tres órdenes de gobierno garantizar el respeto, integridad y vida de los comuneros de Santa Fe de la Laguna, actuar conforme a la ley, contra quienes hostigan y violentan a la comunidad y no reprimir ni criminalizar la defensa de la tierra comunal.

El 5 de febrero anterior, comuneros de Santa Fe de la Laguna recuperaron 30 hectáreas de tierras comunales, colindantes con el lago de Pátzcuaro y la zona urbana de Quiroga, que fueron invadidas por particulares, quienes las utilizaban como pastizales.