Al mostrarse “hostil”, Kim Jong Un tiene “todo” para perder: Trump
8 diciembre, 2019
Irán anuncia “presupuesto de resistencia” ante sanciones de EU
8 diciembre, 2019

Condena la Arquidiócesis de México violencia contra las mujeres

En imagen de archivo, el cardenal Carlos Aguiar Retes que encabeza la Arquidiócesis de México. Foto Cristina Rodríguez / Archivo

Jessica Xantomila 

Ciudad de México. La separación de mujeres y hombres en medios de transporte como el metro o metrobús, con los vagones excesivos para ellas con el fin de evitar las vejaciones en su contra, es una señal de “enfermedad”, de que la sociedad “no está bien”, afirmó la Arquidiócesis de México que encabeza el cardenal Carlos Aguiar Retes.

“En un ambiente de deterioro social cotidiano, se han suscitado actos de terrible agresión y de vergonzosa impunidad. Hay que cambiar esta cultura en la que la mujer puede ser motivo de desprecio y muerte”, afirmó en la editorial que publica hoy en el semanario Desde la Fe -su órgano de difusión-.

Mujeres y hombres -agregó- no sólo comparten la misma dignidad, «sino que fuimos creados para complementarnos mutuamente”. Ésta se manifiesta “no únicamente en la posibilidad de engendrar vida, sino que abarca todas las dimensiones de la realidad humana: la afectiva, la espiritual, la profesional y la manera de ver la realidad”.

La Iglesia católica de la capital del país destacó que “todos hemos nacido de una mujer. Su amor y sus cuidados han sido fundamentales para sobrevivir, crecer y desarrollarnos. Asimismo, un hombre no puede ser verdaderamente hombre sin la presencia de una mujer. Él descubre su identidad gracias a que se reconoce con la misma dignidad, pero también distinto de ella.

“La mujer y los hombres, con sus cualidades respectivas, se permiten ser mejores y más plenos”.

Cuando un varón maltrata a una mujer, “se degrada a sí mismo, se comporta con lamentable cobardía y degrada su humanidad”, señaló.

Indicó que “para sanar a nuestra sociedad enferma, en la que se dificulta la convivencia cotidiana, mujeres y hombres debemos ser educados y formados, desde la infancia y a lo largo de toda la vida, en el respeto y la complementariedad, y en este sentido a la familia es fundamental”.

JSL
JSL