El Real Madrid-Barça será el 23 de diciembre
2 noviembre, 2017
Cancelan clases en Houston para celebrar título de Astros
2 noviembre, 2017

Confirman que ‘El Kalimba’ fue ejecutado en clínica de Puebla

Redacción / La Jornada de Oriente

Puebla, Pue. Tres días después, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) informó que al desahogarse las diligencias pertinentes, se identificó a Jesús Martín Mirón, alias El Kalimba, como una de las personas ejecutadas en la clínica Epmac, ubicada en la colonia Lomas 5 de Mayo, de la ciudad de Puebla.

A través de un comunicado notificó que el pasado 30 de octubre se tuvo conocimiento de que personas desconocidos ingresaron a la clínica referida para privar de la vida por disparos de arma de fuego a cuatro personas, entre ellos a Jesús Martín, quien en ese momento se encontraba como desconocido número 319.

Una vez que concluyeron, la dependencia dijo que las diligencias para la identificación del cuerpo, éste fue entregado a los familiares.

La Fiscalía General informó que continúa con las investigaciones a fin de esclarecer estos hechos e identificar a los responsables que están vinculados a un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al robo de combustible en la región.

Se sabe que fue la madre de El Kalimba quien se trasladó hasta el anfiteatro para reconocer a su hijo por los tatuajes en el cuerpo.

Los otros dos cuerpos que fueron asesinados junto al líder huachicolero eran su pareja sentimental y su escolta, quienes no han sido reclamados.

Mientras que la cuarta persona ejecutada en la clínica es el hermano del dueño de la Clínica Epmac, quien era inocente y fue víctima de los sicarios.

El Kalimba era el jefe de las bandas huachicoleras en la plaza de Tecamachalco y Palmar de Bravo, segundo al mando en la organización criminal que dirige Roberto de los Santos de Jesús, alías El Bukanas.

El lunes pasado, un comando armado ingresó a la Clínica Epmac, donde dio muerte en total a seis personas, entre ellas Jesús Martínez Mirón.

Este mismo grupo armado, unos minutos antes, dio muerte a un masculino en la comunidad de Chachapa, y después dejó abandonado otro cuerpo sin vida en la zona industrial de esta misma junta auxiliar del municipio de Amozoc.

Desde hace un año, El Kalimba era buscado por las autoridades estatales y federales por la presunta comisión de delitos vinculados al robo de combustible.

En las imágenes que circulan en redes sociales del ataque al nosocomio, se puede apreciar el ingreso de al menos cinco sicarios que iban con el rostro cubierto por pasamontañas.

Los cinco hombres fuertemente armados iban a bordo de una camioneta pick up roja con placas de circulación XB88263 del estado de Tlaxcala, que habían robado presuntamente en un autolavado, donde hirieron en la mano a uno de los trabajadores.

Posteriormente, el comando se trasladó hasta la clínica para rescatar supuestamente a un herido que había participado minutos antes en una balacera en Amozoc, donde quedaron ejecutadas otras dos personas.

Hoy se sabe que no se trató de ningún rescate, sino de cumplir con el principal encargo, asesinar a El Kalimba.