Canacintra convoca al Premio de Calidad de San Luis Potosí 2018
18 julio, 2018
Colegio de Pilotos en contra de declaraciones infundadas sobre avionazo en Cuba
18 julio, 2018

Continúa toma de instalaciones de Sagarpa en Zacatecas

Los productores zacatecanos incluso presumen que están siendo excluidos de los programas federales de Sagarpa. Foto Alfredo Valadez

Alfredo Valadez Rodríguez, corresponsal 

Zacatecas, Zac. Un grupo de campesinos adheridos a El Barzón pertenecientes a los municipios de Guadalupe, Villa de Cos, Vetagrande y Trancoso, cumplieron este miércoles tres días de toma de las instalaciones de la delegación federal de Sagarpa, como protesta porque el delegado en la entidad Roberto Luévano Silva, acusan, los ha “castigado” y no ha liberado los recursos que desde marzo gestionaron ante esa dependencia más de 400 productores de avena, para sembrar el presente ciclo agrícola.

Los productores zacatecanos incluso presumen que están siendo excluidos de los programas federales de Sagarpa, por una cuestión de revanchismo político, ya que Roberto Luévano Silva, delegado de la Sagarpa, es padre de Roberto Luévano Ruiz, actual dirigente del PRI en el estado de Zacatecas y además ex candidato a diputado federal –perdedor-, por ese partido.

Juan Carlos Ortiz Sifuentes, dirigente del Barzón en el municipio de Guadalupe, refirió que ahora los campesinos de Zacatecas están comenzando a sembrar avena y otros granos como sorgo y cebada “porque el frijol ya no se vende, o nos lo pagan muy mal, por debajo de los costos de producción”.

En el campo la cosa está que arde, “ya no aguantamos más”, el precio del diesel, necesario para mover toda la maquinaria agrícola, cuesta ya más de 20 pesos el litro, y se acabaron los subsidios al diésel de antaño. Además el gobierno federal sigue importando enormes volúmenes de frijol procedente de Estados Unidos, libres de aranceles y compiten con nosotros en forma ventajosa, nos han desplazado completamente”.

“Traen frijol barato de allá, subsidiado de Estados Unidos, y el frijol sigue entrando desde la firma del TLCAN, y nosotros estamos padeciendo esa descompensación que hay. Ahora es cierto que el gobierno importa frijol barato, pero a la gente no se lo dan barato, a los consumidores se los siguen dando caro, ¿Entonces dónde está el beneficio para  nosotros los campesinos y para los consumidores, de que sigan importando granos? Lo que es una realidad, es que los trenes siguen viniendo llenos de frijol importando, alguien se está beneficiando acá. Mientras nosotros estamos en el olvido”.

En este escenario, señaló Ortiz Sifuentes, por la “falta de atención” del delgado de la SAGARPA en Zacatecas, un número importante de agricultores zacatecanos piensan bloquear el bulevar Adolfo López Mateos, de la capital del estado, este jueves.

 “Llegamos aquí a manifestarnos, porque no se nos ha entregado el apoyo para la semilla de avena, al que tenemos derecho y ya habíamos gestionado meses atrás. Ahorita (por las lluvias), ya tenemos las tierras bien mojadas, y no tenemos qué sembrar”.

Además insistió, “el frijol ya no paga, nosotros por eso pusimos nuestra solicitud en tiempo y forma, y nunca nos dijeron que no, hasta ahorita que ya se ocupó la semilla, la SAGARPA nos dice que ya no tienen ¿cómo que ya no tienen?”.

 El programa  de subsidio existe, “y por eso nos estamos aquí manifestamos. Nosotros necesitamos la semilla, a como dé lugar la necesitamos”.

“Si usted se fija en el campo, la gente ya no está sembrando frijol, ahorita la única alternativa, única, es sembrar avena, para tener forraje y poder alimentar al ganado que tiene. Porque la cosa en el campo está que arde eh, eso sí le digo, está que arde. Y aparte otros males que tenemos encima, como la violencia  e inseguridad que todos padecemos, y la cuestión económica está insostenible”.

Por último Juan Carlos Ortiz Sifuentes lamentó a nombre de los agricultores zacatecanos inconformes “a nosotros se nos está ignorando. El 90 por ciento de los campesinos del estado, estamos enfrentando una situación crítica, nos afecta lo caro del diesel, nos afecta el abandono de la Sagarpa para apoyar estos programas de subsistencia… ¡hasta el Proagro (antes Procampo) lo quitaron!, y ahora dan una miseria de subsidio por hectárea de apenas 90 pesos, cuando antes el gobierno nos daba 900 pesos por hectárea. Hasta los programas de apoyo para la reparación de tractores, se acabó”, finalizó.

JSL
JSL