Destaca Carreras apoyo al sector turístico en SLP
20 mayo, 2020
Costa Rica, primer país latinoamericano en reanudar torneo de futbol
20 mayo, 2020

Covid-19: comedor migrante lleva alimento hasta las vías de “La Bestia”

Migrantes esperando su comida. Foto Cristina Gómez Lima

Cristina Gómez Lima, corresponsal 

Hermosillo. Con el fin de evitar contagios de Covid-19 entre migrantes, el comedor San Luis Gonzaga lleva el alimento para más de un centenar de migrantes hasta las vías de La Bestia, el tren de carga de Ferromex que abordan para llegar a la frontera de Sonora con Estados Unidos.

El Padre Gilberto Lezama, fundador de San Luis Gonzaga, platicó que tomaron la medida de salir del comedor ubicado en el ejido La Victoria de Hermosillo, para evitar contagios entre las decenas de migrantes que se reúnen a medio día en este lugar. El flujo ha aumentado considerablemente desde la semana pasada, debido al retorno de quienes no lograron cruzar la frontera tras el cierre.

Existe el temor de una infección de Covid-19 entre las decenas de migrantes, pues podría presentarse un efecto domino y enfermar a muchos, debido al alto grado de contagio que tiene el virus, la falta de medidas de aseo y el nulo respeto a la sana distancia, comentó.

En Sonora, el mayor número de contagio de coronavirus se ha concentrado en los municipios fronterizos con Estados Unidos, como San Luis Río Colorado con 268 casos positivos y Nogales 133, así como la capital, Hermosillo, que registra 348.

Otro de los factores que ha provocado el regreso de migrantes, es la nula demanda de trabajo en territorio estadunidense para ellos, añadió el Párroco.

Esta no es la primera ocasión en la que se opta por salir hasta las vías del tren carguero, cuando se fundó este lugar llegó el virus de la influenza AH1N1. “En Febrero de 2009 nos tocó la experiencia de la influenza, y como nuestro deber es asistencial, de apoyo a la comunidad, en aquel entonces nos salimos a las vías para no conglomerar y quitar temor en la comunidad de un brote que complique y que circule en estas zonas”, mencionó.

Con guantes y cubre bocas, el padre Lezama junto a su asistente entregan a diario alrededor de 150 platillos completos a los migrantes que hacen la última escala a 270 kilómetros de los límites entre México y Estados Unidos. Se atienden de 80 a 130 migrantes originarios de estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y de países como Honduras, El Salvador y Guatemala, que buscan de alimento para seguir su camino.

JSL
JSL