Woody Allen dice haber mejorado la vida de su esposa
5 mayo, 2016
Celebra Trump el 5 de Mayo y desata polémica en redes sociales
5 mayo, 2016

Críticas internacionales por sindicatos mexicanos: consultora

Por Susana González

Ciudad de México. México ha sido señalado y presionado a nivel internacional “por faltar al principio de libertad sindical y derecho a la negociación colectiva”, de acuerdo con observaciones que ha hecho la Organización Internacional del Trabajo (OIT), e incluso el tema fue relevante para que el país ingresara al Tratado de Asociación Transpacífico (ATP), aseguró la consultoría legal Santamaría y Steta.

Tal crítica se debe a que en el país se ha hecho un uso indiscriminado de los contratos colectivos de protección pero los patrones suelen recurrir a ellos para evitar prácticas de extorsión y emplazamientos a huelga por parte de sindicatos radicales que tampoco representan a los trabajadores, dijo Nadia González Elizondo, asociada del área laboral de la firma, fundada desde 1947 y que brinda asesoría al sector privado en 35 áreas del derecho.

Recordó que México ni siquiera ha ratificado el Convenio 98 de la OIT, referido a organización en materia de negociación colectiva y solamente suscribió el Convenio 87 que trata sobre la libertad de asociación.

Por todo lo anterior, la abogada aseguró que México ha sido objeto de presión internacional e incluso el tema fue relevante “para la firma e ingreso al Tratado de Asociación Transpacífico (ATP), por lo que el principal desafío laboral en nuestro país concierne tanto a la parte patronal como a los sindicatos”. Los «contratos colectivos de protección» que no tienen vida sindical activa, también conocidos como Bizz friendly unions atentan contra la libre negociación colectiva y han sido denunciados por organizaciones sindicales en foros internacionales, señaló la especialista durante un panel sobre los desafíos laborales para el sector empresarial que organizó Santamaría y Steta con representantes de consultorías y despachos laborales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

Si bien reconoció que se trata de un tema controversial, aseveró que “nosotros sabemos que los patrones no quieren violar el derecho de negociación colectiva, pero se ven obligados a recurrir a este tipo de contratos como blindaje ante prácticas de extorsión y emplazamientos a huelga por parte de sindicatos radicales que tampoco representan a los trabajadores de la empresa, e igualmente atentan contra la libertad de asociación y los derechos humanos».

González Elizondo confío en que en este año las reformas a la Ley Federal del Trabajo(LFT) establezcan “precalificaciones” para que se verifique que el sindicato que emplace a huelga por la firma de un contrato colectivo verdaderamente represente a los trabajadores o bien se empiecen a crear verdaderos sindicatos de empresa.