Consulado mexicano en Houston aplica pruebas de Covid-19
29 junio, 2020
Ayuntamiento de SLP impulsará la reactivación turística
29 junio, 2020

Crítico documento de la CEM sobre la pandemia de Covid-19

El CEM destacó que que ningún sector de la sociedad puede quedar marginado en las políticas públicas de rescate y apoyo por la emergencia sanitaria. Foto María Luisa Severiano

Jessica Xantomila 

Ciudad de México. Los obispos mexicanos destacaron que a pesar de las medidas implementadas por las autoridades sanitarias en los distintos niveles de gobierno, las cifras de personas enfermas y fallecidas por Covid-19 en el país siguen en aumento, por lo que señalaron que es necesario que realicen todo el esfuerzo posible para proporcionar información sólida y transparente sobre la extensión del contagio y su evolución, así como del número de muertes que causa. Añadieron que para ello será oportuno que la aplicación de pruebas sea amplia, constante y expedita.

En un mensaje conjunto enviado por la Conferencia del Episcopado Mexicano, en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, también destacaron que ningún sector de la sociedad puede quedar marginado en las políticas públicas de rescate y apoyo por la emergencia sanitaria especialmente los pueblos originarios y la población migrante. Pidieron soluciones para hacer frente al desempleo provocado por la crisis económica y defendieron los institutos autónomos.

“El derecho a la información sobre el alcance real de la pandemia, en México como en todo el mundo, no puede ser limitado o restringido en modo alguno. La búsqueda de esta información, con todos los recursos disponibles, no sólo es un requerimiento técnico sino una obligación moral de quien tiene la responsabilidad de promover el bien común y dar certidumbre al pueblo cuando se encuentra desconcertado”, manifestaron.

Resaltaron que la pandemia del nuevo coronavirus ha evidenciado la necesidad de fortalecer el sistema de salud, la falta de insumos suficientes a los asistentes sanitarios, y la urgencia del acceso a los servicios de salud para todos.

Respecto a la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria, urgieron a todos los sectores competentes, gobierno, empresarios y sociedad a generar condiciones que modifiquen “el escenario desolador que estamos viviendo: no podemos dejar morir las fuentes de empleo”. Llamó a los gobernantes y legisladores a que propongan de manera creativa y oportuna, las mejores soluciones y los incentivos imprescindibles que permitan sortear los difíciles meses de cuarentena para el sector productivo. Subrayó que descuidar a los generadores de empleo no tendrá ningún resultado positivo a mediano y largo plazo”.

Sobre la violencia que se vive en el país, señalaron que es obligación del Estado hacer efectiva la justicia que implica la seguridad de los ciudadanos, el castigo a los culpables de la violencia y del crimen organizado, sin hacer excepciones en la aplicación del Estado de Derecho. “Corrupción e impunidad son un binomio que caminan de la mano, y que nos siguen desafiando en México”.

De igual manera, destacaron que el escenario que ofrece hoy nuestro país “se caracteriza por la falta de diálogo entre los actores políticos, la polarización ideológica, y el riesgo de una insuficiente división de los poderes públicos que debilita los siempre necesarios contrapesos democráticos”. Resaltaron la necesidad del ejercicio de la libertad de expresión crítica. “La Iglesia se solidariza con los comunicadores que valientemente expresan sus opiniones con verdad y agudeza. Una prensa libre siempre es señal de una sociedad libre”, añadieron.

Sobre la proximidad del inicio de los procesos electorales de 2021, la Iglesia a la sociedad y a todos los actores políticos y sociales responsables, para que se fortalezcan las instituciones autónomas del Estado, en especial el Instituto Nacional Electoral (INE), responsable por mandato constitucional de organizar las elecciones federales y coordinar las elecciones locales, así como los tribunales electorales.

“Solamente cuidando con esmero la autonomía de estos organismos se tendrá la certidumbre necesaria para que la voluntad del pueblo sea respetada al momento de definir quién debe acceder a los cargos de elección popular”, mencionaron.

También, los obispos pidieron replantear la política social con el fin de encauzar nuestros principales esfuerzos de inversión de recursos, talento y creatividad”, en el sistema educativo, que en los últimos meses se han manifestado sus grandes carencias y desigualdades.

JSL
JSL