Astillero, Pacto por México
Astillero: Osorio: juez centralista
11 noviembre, 2015
seguridad
No varió la percepción de inseguridad en este sexenio
11 noviembre, 2015

De las 23 mil desapariciones en el país, 30% corresponde a niños y adolescentes

José Antonio Román

De las más de 23 mil desapariciones registradas en el país, 6 mil 676 (30 por ciento) corresponden a niños y adolescentes menores de 18 años. Pero 7 de cada 10 jóvenes de entre 15 y 17 años de edad son mujeres de las que se desconoce su paradero en una tendencia que ‘‘va al alza’’, afirmó el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García.

Dijo que estas cifras apuntan a la confirmación de múltiples denuncias que desde hace tiempo diversas organizaciones civiles y de derechos humanos han venido haciendo sobre la presencia y actuación de organizaciones criminales ligadas a la trata de mujeres.

Ante funcionarios de Naciones Unidas, así como del gobierno federal e incluso municipales, el director de Redim presentó el Informe 2015 La infancia cuenta en México, que reporta la situación de los derechos de niñas, niños y adolescentes. En ese contexto, llamó a incluir la perspectiva de género en todas las políticas públicas.

En el acto –realizado ayer en el museo Franz Mayer–, Pérez García señaló que la violencia de género amenaza todos los días la vida y la integridad de las niñas y las adolescentes.

Dijo que a la realidad de la pobreza y pobreza extrema que afectan mayoritariamente a las niños y niñas del país, se suman el abuso sexual, el matrimonio a edad temprana, la deserción escolar, la falta de oportunidades de estudio, el embarazo también a edad temprana, la violencia obstétrica, feminicidios y ahora también las desapariciones.

El informe, que por ahora da cuenta de 10 indicadores diferentes, pero que en un futuro se ampliará hasta llegar a 27, fue presentado por medio de una plataforma digital en el portal web de La infancia cuenta en México, de manera que la información pueda ser consultada de manera fácil tanto por grupos sociales como a escala municipal.

Pérez García llamó a realizar acciones concretas para frenar la violencia contra niñas y adolescentes en México víctimas de feminicidios y desapariciones, y donde las alertas de violencia de género (AVG) decretadas en los estados de México y Morelos, así como las pendientes, contemplen en sus estrategias acciones claras y medibles.

En entrevista, el directivo señaló que en el país es ‘‘muy peligroso y difícil’’ ser joven, pues los índices en materia de seguridad, salud, educación y satisfactores para un sano desarrollo se presentan extraordinariamente adversos.

Dijo que a los estados más inseguros, como Chihuahua, Sinaloa y desde luego Tamaulipas, se han sumado otros como Guerrero y estado de México. Además, cuando se comparan las tasas de homicidios de adultos frente a los cometidos contra los adolescentes, es mucho más peligroso ser joven. ‘‘Pero es algo que no podemos permitir’’.

En el tema de los embarazos a edad temprana, los datos oficiales reportan 5 por ciento en las jóvenes de entre 15 y 17 años; son cifras preocupantes, ‘‘pero indebidamente las autoridades han señalado que están en promedio’’.

Finalmente, Pérez García citó los casos de Chiapas y Chihuahua, que reportan 8 por ciento, aunque por causas muy diferentes. Mientras que en el primero se da por una desprotección de la infancia y pautas tradicionales, en el segundo es por cuestiones de violencia sexual. ‘‘Estas no son tasas normales y tampoco podemos aceptarlo’’, dijo.