SLP, nuevo polo de desarrollo con mejora de aeropuertos reconoce IP
17 agosto, 2019
Carreras refrenda su compromiso con ganaderos
17 agosto, 2019

Decomisan armas durante protesta de extrema derecha en Portland

Ap

Portland, Oregon. La policía incautó armas como rociadores de autodefensa y escudos mientras grupos de extrema derecha y de sus opositores se congregaban el sábado por separado en el centro de Portland.

Las autoridades también montaron barreras de concreto y cerraron las calles en un intento por contener los grupos.

Ondeando banderas, miembros de los grupos milicianos Proud Boys y Three Percenters comenzaron a reunirse a mediodía, algunos con cascos y chalecos antibalas.

Mientras tanto, cientos de manifestantes antifascistas vestidos de negro, con casco y máscara, también se congregaban en las calles.

Las policías dijeron que habían confiscado de varios grupos armas como varas de metal y madera, rociadores de autodefensa y escudos.

Una veintena de agencias policiales locales, estatales y federales, incluido el FBI, se encontraban en la ciudad por el acto de derecha que se prevé atraerá a manifestantes de todo Estados Unidos. La reunión fue anunciada durante semanas en redes sociales y otros sitios.

Los días previos al evento, el alcalde de Portland Ted Wheeler dijo que las personas que se casaban con el odio o participaban en actos violentos “no eran bienvenidos”.

El presidente Donald Trump tuiteó por la mañana que “se observa a Portland muy estrechamente” y que las autoridades federales estudian “nombrar a ANTIFA una ORGANIZACIÓN DE TERROR”.

Aunque por el momento se desconoce qué quiso decir con eso ya que no hay un mecanismo para que el gobierno de Estados Unidos declare a una organización interna como grupo terrorista. El Departamento de Estado tiene una lista de organizaciones extranjeras terroristas, como Al Qaeda, pero no hay una lista comparable para grupos estadounidenses.

Autotitulados antifascistas han prometido enfrentar el acto, en tanto líderes de la extrema derecha exhortaron a sus seguidores a participar en la protesta por el arresto de seis militantes en días previos al evento.

Joey Gibson, dirigente de Patriot’s Prayer, una organización que no participa del evento pero que organizó actos similares en 2017 y 2018 que culminaron con violencia, se entregó el viernes bajo una orden de arresto penal por disturbios en la calle.

En un video transmitido en vivo por Facebook, Gibson acusó a la policía de parcialidad política al arrestarlo a él, pero no a los enmascarados que golpearon al bloguero de derecha Andy Ngo en un acto el 29 de junio que atrajo la atención del país sobre esta pequeña ciudad liberal.

Un video de ese ataque se volvió viral y llevó a los Proud Boys, organización calificada de promotora del odio racial por el Southern Poverty Law Center, a organizar el evento del sábado.

Además de Proud Boys y Three Percenters, se sumó el grupo nacionalista blanco American Guard. Oath Keepers, una milicia de ultraderecha que se declara “patriota/conservadora”, dijo que no participará porque los organizadores no han excluido a los supremacistas blancos.

JSL
JSL