La Conade sólo es una agencia de viajes, lamentó Alfredo Castillo
12 agosto, 2016
Entre lamentos y exigencias de justicia sepultan a niña indígena ultrajada
12 agosto, 2016

Desarrollan sistema biológico para reducir pérdidas de limón

Venta de limón. Foto Cuartoscuro

Ciudad de México. Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema biológico que contribuirá a reducir las pérdidas postcosecha de limón.

El producto elaborado a partir de levaduras elimina enfermedades fúngicas (causadas por hongos) cuando el fruto está en bodega, y prolonga su vida de anaquel hasta por tres semanas.

La investigación que se desarrolló en el Centro de Biotecnología Genómica (CBG), ubicado en Reynosa, Tamaulipas, con el apoyo de los investigadores José Alberto Narváez Zapata, María del Socorro Ramírez González, Erika Alicia de la Cruz Arguijo y Claudia Patricia Larralde Corona, representará una alternativa viable para favorecer las exportaciones, debido a que las pruebas mostraron una factibilidad técnica prometedora, buena vida de anaquel y alta efectividad biológica de la formulación hecha a partir de levaduras epifíticas.

Larralde Corona señaló que a nivel mundial las enfermedades fúngicas se controlan con químicos, los cuales repercuten en la salud humana y dificultan su inserción en mercados extranjeros. Ante ello, el producto politécnico facilitará la colocación de los cítricos en países que aplican rigurosos controles de calidad.

La científica indicó que actualmente las pérdidas postcosecha de limón son del 30 por ciento y a veces más, lo cual afecta la economía de los productores y frena las exportaciones.

El desarrollo del producto implicó un proceso meticuloso: inicialmente aislaron del limón italiano más de 60 levaduras, posteriormente simularon las condiciones de las bodegas en una cámara climática a escala, en la que realizaron pruebas de osmotolerancia (capacidad para sobrevivir en medios con grandes cantidades de azúcar o sal) y de termotolerancia (soporte de altas temperaturas).

Con esas pruebas comprobaron el potencial de siete levaduras y finalmente eligieron cuatro para elaborar el producto de biocontrol, debido a su buena actividad antagonista y a que son inocuas para el organismo humano.

La especialista del CBG explicó que los mecanismos de acción de dichas levaduras contra los hongos patógenos tienen que ver con la competencia por nutrientes, ya que se comen todo el alimento ubicado en la superficie del fruto.