Ya hay finalistas para diseñar el muro de Trump
13 mayo, 2017
Autoridades postergan caso Ayotzinapa por motivos políticos, denuncian
13 mayo, 2017

Desempleo en AL y el Caribe subió 1.6% para llegar a 8.9%

Desempleo, en su menor nivel desde junio de 2008: Inegi

Ciudad de México.- Durante 2016 la tasa de desempleo urbano en América Latina y el Caribe sufrió su máximo incremento en varias décadas, pues pasó de 7.3 por ciento en 2015 a 8.9 puntos porcentuales el año pasado, de acuerdo con un informe realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El documento indica que la caída de 0.7 puntos porcentuales se originó por la debilidad en la generación de empleo asalariado. Aunque acotó que el resultado regional es bajo por el desempeño del mercado laboral de Brasil, mientras que en el resto de los países el mercado laboral también se registró un deterioro.

Agregó que la debilidad en la generación de empleo incidió para revertir la caída de la tasa de participación observada dos años antes, pues muchos hogares sintieron el impacto del deterioro y el número de integrantes del hogar que buscó un trabajo aumentó.

Detalló que esta presión no se expresó solo en el incremento de la tasa de desempleo, sino el alza de quienes trabajan por cuenta propia que se caracteriza por ingresos bajos e inestables.

Ello también implica el deterioro de la calidad media del empleo, que se refleja en las bajas tasas de crecimiento del empleo registrado y en aumentos salariales más bajos.

Señala que “las tendencias laborales recientes son altamente preocupantes” y reflejan el freno en los avances para combatir la pobreza y la desigualdad en la región.

Además, el reporte apunta que el deterioro de las condiciones laborales afecta a grupos vulnerables, como mujeres, jóvenes con un bajo nivel educativo y migrantes, quienes se desempeñan en ocupaciones precarias.

Aunque la Cepal y la OIT ofrecieron un panorama general al no profundizar por cada uno de los países que integran la región, sobre México, junto a otros cuatro países del Caribe, observó una dinámica diferente por segundo año consecutivo, pues el desempleo sigue cayendo en un contexto de crecimiento de la tasa de ocupación superior al de la tasa de participación.

A nivel regional, la tasa de desempleo siguió subiendo para ambos sexos, derivado de la continuidad de la fase contractiva del ciclo económico-laboral, pero acota que para las mujeres puede profundizarse si la incertidumbre política y económica a nivel internacional tienen un carácter menos temporal.

Sobre la tasa de crecimiento del empleo asalariado ponderado de 12 países de la región –incluido México–, detalla que pasó de un alza del 0.4 por ciento en 2015 a un descenso del 0.5 por ciento en 2016. En comparación con otros países, México mantiene cifras estables, pues el 2.6 por ciento de asalariados se mantuvo en 2016, mientras que el numero de trabajadores por cuenta propia tuvo un retroceso de 0.7 puntos porcentuales, para terminar en 1.6 por ciento.

El reporte observa que en México, como en Argentina, Chile y Perú, el empleo registrado tendió a desacelerarse. En tanto, la proporción de los ocupados que desean trabajar más horas (subocupados), registró una caída en Brasil, Colombia, Costa Rica, Honduras, México, Panamá y Paraguay.

En cuanto a salarios reales, cuatro países de América Latina registraron caídas, pero en Centroamérica

y México los salarios reales se beneficiando de la inflación.

El informe prevé que para 2017 haya una leve mejoría del desempeño económico a nivel regional, con una tasa de crecimiento del 1.1 por ciento, aunque “esta tasa de crecimiento es claramente insuficiente para revertir el deterioro registrado en los mercados laborales” en los últimos dos años y tampoco será suficiente para que la tasa de desempleo se reduzca, pues la desempleo urbano podría incrementarse a 9.2 por ciento en el promedio del año.

JSL
JSL