Egresado de la UASLP obtiene el Premio de Investigación Histórica
31 enero, 2016
Homenaje a Misael Núñez Acosta a 35 años de su asesinato
31 enero, 2016

Distribuye Iglesia 880 mil boletos para visita del Papa Francisco a México

Eugenio Lira, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Foto Cristina Rodríguez / Archivo

Por Dpa

México, DF. La Iglesia distribuirá más de 880 mil boletos gratuitos a través de las diócesis para los actos del Papa Francisco en México, informaron hoy los organizadores de la visita, que se hará del 12 al 17 de febrero.

«Ya esta semana se van a estar distribuyendo los boletos en todas las diócesis de la República mexicana», informó el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Eugenio Lira.

La distribución de los boletos por medio de las 93 diócesis se dejó para pocos días antes de la llegada del pontífice por razones de seguridad y para evitar la falsificación.

Las autoridades eclesiásticas advirtieron en días pasados que de manera fraudalenta se estaban ofreciendo boletos a la venta en redes sociales. «Que la gente no se deje sorprender», dijo Lira.

El obispo indicó que los boletos tienen cuatro «candados de seguridad», que mantuvo en reserva a pedido del Estado Mayor Presidencial, el cuerpo presidencial militar encargado de la custodia del papa y sus actos.

Con sólo dos semanas por delante para la visita, la Iglesia sigue buscando voluntarios para las vallas que se colocarán en los sitios por donde pasará el papamóvil, ya que todavía se requiere de unos 100 mil de los 380 mil necesarios.

La visita de Francisco a México será la séptima de un Papa y tendrá escalas en la ciudad de México, Ecatepec, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez en Chiapas, Morelia y Ciudad Juárez, desde donde partirá hacia Roma.

Uno de los actos más relevantes será una misa en la frontera entre México y Estados Unidos en Ciudad Juárez, donde su mensaje estará dirigido a los migrantes y se podrá escuchar también desde la vecina ciudad estadunidense de El Paso.

Lira afirmó que Francisco se acercará a la línea fronteriza para saludar a los migrantes que estén de lado estadunidense.