Cae confianza de consumidores a nivel mínimo histórico: Inegi
3 febrero, 2017
OMS apuesta por diagnóstico temprano de cáncer
3 febrero, 2017

Divide a legisladores telefonema Peña-Trump

Sesión ordinaria en la Cámara de Diputados, la víspera. Foto Francisco Olvera

Alma Muñoz, Andrea Becerril, Víctor Ballinas, Enrique Méndez y Roberto Garduño

Ciudad de México. Mientras el PRD exigió al gobierno hacer público el contenido de la llamada telefónica entre los presidentes Peña Nieto y Trump, legisladores del PRI y PVEM dijeron que la conversación debe mantenerse en secreto.

A su vez, el PAN en la Cámara de Diputados llamó al canciller Luis Videgaray a presentar al Congreso de la Unión un plan de acción para elevar la relación con Estados Unidos.

Alejandra Barrales, presidenta del PRD, sostuvo que la llamada “refleja el desaseo diplomático que ha tenido México en esta nueva etapa de relaciones con Estados Unidos”.

No se pueden permitir las especulaciones, dijo.

No se trata de una relación personal; los acuerdos deben transparentarse en todo momento, no sólo por la repercusión que tienen entre los mexicanos, sino para constatar que a nuestro país se le trate con dignidad y respeto.

Otros perredistas consideraron que si Estados Unidos planteó enviar tropas a México, debe haber un extrañamiento público.

En el Senado, PRD y PT también exigieron que el contenido de la grabación se haga pública.

“No hay pretexto que valga; una amenaza del presidente de Estados Unidos de una posible invasión militar no puede ser secreta. La debe conocer el pueblo de México”, advirtió el coordinador petista, Manuel Bartlett.

Señaló que diversos medios internacionales confirman que Trump habló de mandar tropas a México, y aunque lo haya hecho en un tono coloquial o de broma, como aclaró la Casa Blanca, es un asunto muy grave.

Por separado, el senador del PRD Armando Ríos Piter propuso que la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, del Congreso, solicite a la Presidencia de la República la versión íntegra de la conversación con Trump.

Marcela Guerra (PRI), presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte, dijo que la conversación entre los dos mandatarios fue difícil pero cordial, y es momento ya de dar vuelta a la página en ese asunto.

Roberto Gil Zuarth (PAN) dijo que el gobierno federal debe considerar con mucha seriedad el incidente y formular una protesta enérgica a Estados Unidos por la filtración de esa plática, que fue privada.

Todo indica, sostuvo, que la filtración proviene de algún funcionario de la Casa Blanca, con la intención de generar una polémica y utilizarlo luego como un mecanismo para debilitar al gobierno mexicano en las negociaciones que habrá con el gobierno de Trump.

El PAN en la Cámara de Diputados conminó al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, a presentar en San Lázaro un plan de acción para elevar la relación entre México y EU.

Marko Cortés, coordinador de los panistas en el órgano legislativo, calificó de inadmisible la filtración de la conversación privada entre los presidentes EPN y Trump, y justificó que a pesar de mantener desde el PAN notables diferencias con la conducción de la administración federal, “cerramos filas y exigimos respeto, prudencia y altura como jefe de estado de la nación vecina”.