Inician audiencias públicas con miras a juicio político contra Trump
13 noviembre, 2019
Indígenas claman en Bolivia por el regreso de su “hermano Evo”
13 noviembre, 2019

Emiten recomendación para 4 estados por asesinato de 2 migrantes

Imagen tomada de Facebook

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 98/2019 a autoridades de los estados de México, Tlaxcala, Guanajuato y Querétaro por el caso de un grupo de guardias de seguridad privados que asesinó a dos migrantes e hirió a dos más luego de disparar en su contra, además de amenazar a miembros de la Asociación Civil Estancia del Migrante, cuando le brindaban alimentos a trabajadores internacionales sin documentos.

Tras investigar los hechos, la CNDH acreditó que el empleo arbitrario de la fuerza pública por guardias, que pertenecían a la entonces Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana del Estado de México, vulneró el derecho a la vida de las dos personas migrantes que fallecieron por proyectil de arma de fuego.

De la misma forma, se afectó la integridad física de otras dos víctimas extranjeras que resultaron heridas, acciones con las que se violaron los derechos humanos a la seguridad jurídica, a la vida y a la integridad personal de las personas migrantes, atribuibles a elementos de los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México (CUSAEM).

El 23 de septiembre de 2015, el representante de la asociación civil Estancia del Migrante presentó una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, en la que se refirió que elementos de los CUSAEM utilizaron sus armas para amenazarlo a él y a sus compañeros de la citada asociación mientras se encontraban brindándole alimentos a las personas extranjeras que viajaban a bordo del tren.

El expediente de queja fue remitido a la CNDH el 7 de octubre de 2015, fecha que inició el expediente CNDH/5/2015/7821/Q, al que después se acumularon 7 expedientes más, en los cuales se conocieron 13 casos en los que se señalaron hechos atribuibles a elementos de CUSAEM en diversos lugares (Apaseo El Grande, Pénjamo y Celaya, Guanajuato; Estación Viborillas, Colón, Querétaro y Tequisquiapan, estado de Querétaro; Apizaco, San Andrés Buenavista y San Francisco Atexcanzingo, Tlaxcala).

El organismo autónomo observó que dos titulares de la Comisión Estatal de Seguridad del Estado de México autorizaron en 2015, de forma indebida, la entrega de armas a los elementos de los CUSAEM, a pesar de que éstos no estaban dentro de la nómina del Gobierno estatal, como lo exige el artículo 29 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Se probó también que esas autoridades permitieron que las armas autorizadas bajo la Licencia Colectiva 139, asignadas a esos elementos, salieran de la jurisdicción del Estado de México sin el oficio de comisión, como lo requiere la propia licencia, en tanto que otro funcionario, sin tener facultades para ello, firmó un documento en que solicitaba a todas las autoridades del país, federales, locales, estatales y municipales, permitieran a uno de los responsables el libre tránsito portando un arma de fuego.

Igualmente, esa Comisión Estatal entregó indebidamente armas a algunos elementos de CUSAEM a pesar de no estar incluidos en licencia de portación alguna e incluso les entregó credenciales que les reconocía la portación.

También se probó que cinco Agentes del Ministerio Público adscritos a la Procuraduría de Tlaxcala, otros dos a la Fiscalía de Querétaro y cuatro más a la Fiscalía de Guanajuato, encargados del trámite de las Carpetas de Investigación, Averiguaciones Previas, Actas Circunstanciadas y Actas de Hechos, al igual que otros cuya identidad está pendiente de determinar, violentaron el derecho de acceso a la justicia en agravio de las víctimas que denunciaron los delitos atribuibles a elementos de seguridad que custodiaban las vías del tren, por deficiente investigación y dilación en el desahogo de diligencias, y por no realizar las gestiones para que las víctimas fueran beneficiarias de las medidas contenidas en la Ley General de Víctimas.

Es el mismo caso de los agentes de las Policías Ministeriales que, aunque ha pasado mucho tiempo, no han cumplimentado las órdenes de investigación giradas en algunas de las indagatorias del caso.

Por todo ello, la CNDH pidió al Gobernador del Estado de México se localice a las dos personas migrantes heridas como víctimas directas, y a otros familiares de las personas migrantes que fallecieron, para que accedan a la reparación integral por los daños causados, que incluya compensación justa y suficiente; se les inscriba en el Registro Estatal de Víctimas y se les otorgue la atención médica y psicológica necesaria; colaborar con este Organismo Nacional en la presentación y seguimiento de la queja ante el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Seguridad del Estado de México contra los responsables; asimismo, se verifique que todos los elementos de los Cuerpos de Guardias y Vigilantes Auxiliares del Estado de México a quienes se les haya autorizado portar armas de fuego bajo los términos de la Licencia Oficial Colectiva 139, cumplan con los requisitos y condiciones previstos en la misma, así como los señalados en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y tengan regularizada su situación ante la SEDENA, y en caso de no tenerlos, les sean retiradas las armas asignadas. De igual manera, en lo sucesivo, se abstengan de autorizar la portación de armas de fuego a los elementos de dichos Cuerpos que no cumplan con los mencionados requisitos.

Tanto al Gobernador de Tlaxcala, como a los Fiscales de Guanajuato y de Querétaro se les pide realizar estudios técnico-jurídicos de cada Carpeta de Investigación, Averiguaciones Previas, Actas Circunstanciadas y Actas de Hechos radicadas, para agilizar la investigación de las que estén en trámite y se valore la reapertura de las que están en reserva o archivo temporal, de manera que se puedan practicar las diligencias tendentes al esclarecimiento de los hechos; de igual manera, se les pidió coadyuvar con la queja que presente la CNDH ante el Órgano Interno de Control de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala y de las dos Fiscalías mencionadas; y capacitar a los agentes del Ministerio Público en relación con los derechos humanos de las víctimas en la integración de indagatorias, que incluya la preservación del lugar de los hechos o del hallazgo, la cadena de custodia y la debida diligencia, con el objetivo de que cuenten con los elementos legales y técnicos que les permitan desempeñar sus funciones de manera eficiente.

JSL
JSL