Migrantes se lanzan en desbandada al río Bravo
21 julio, 2019
Sun empieza con victoria en 400 metros en Mundial de natación
21 julio, 2019

Empresarios buscan consolidar cámara nacional de industria energética

El Presidente de la Concamin, Francisco Cervantes Vega en conferencia de prensa. Foto: Pablo Ramos/ archivo

Susana González G.

Ciudad de México. La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) afina la creación de la Cámara Nacional de la Industria Energética (CNIE) que agrupe a empresas de hidrocarburos o petroleras, de gas natural y gas licuado de petróleo (LP), de gasolinas, electricidad, de energía eólica, solar y otras de energía limpia, para que funja como organismo de consulta del gobierno federal en la política energética, reveló Sergio Ampudia Mello, vicepresidente en derecho energético del organismo empresarial y a quien se encargó la conformación de la naciente cámara.

Desde el año pasado, la Concamin, dirigida por Francisco Cervantes, comenzó a evaluar la posibilidad de que las empresas del sector energético contaran con su propia representación y hace 3 meses se creó la asociación civil ProCNIE como grupo promotor de la iniciativa.

A la fecha ya cuenta con 108 integrantes, la mayoría empresas aunque también hay especialistas que son presidentes de asociaciones. El número resulta superior a los 100 industriales, sean personas físicas o morales, que la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones establece como requisito para crear una nueva cámara. Ampudia sostuvo que por el momento no se incluyeron grandes empresas trasnacionales porque el proceso de afiliación se complicaba por los tiempos ya que tienen que someterla a la aprobación de sus consejos de administración, pero no descartó que eventualmente se incluyan ya que incluso se tuvo acercamientos con algunas firmas globales.

La energía, en cualquiera de sus vertientes o ramas, es estratégica para las actividades productivas y la economía del país y con la reforma energética del sexenio pasado comenzó a constituirse en una actividad industrial independiente de las demás porque se “generó una naciente pero muy robusta actividad económica de industriales mexicanos, de ahí el interés de conformar una cámara propia”, explicó Ampudia, en entrevista.

“Siempre hemos dicho que es necesaria una cámara de la industria energética porque es una persona moral de derecho público — no de legislación civil ni mercantil– y es instancia de consulta obligada para el Estado, no de crítica sino de colaboración y coordinación, y representa el interés general de la industria para que existan condiciones para mantener el acceso asequible a la energía”, dijo.

Abundó que las ramas de hidrocarburos y de electricidad “no están ocupadas” en el sistema de códigos o clasificación industrial de América del Norte y crear la CNIE representará para México un avance muy importante frente a sus socios comerciales porque la energía sí fue incluida en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) y la cámara servirá para que los empresarios mexicanos del ramo tengan presencia con sus homólogos de esos países.

“Estamos convencidos que es indispensable para la actividad industrial que haya una representación que pueda apoyar al gobierno en estrategias del sector energético”, sostuvo Ampudia.

– ¿Apoyar o cuestionar?

– La verdad es que gobierno y sector privado tenemos el mismo fin que es generar energía asequible y que no haya desabasto, porque eso sería ruinoso. Eso es lo importante y, como decían los chinos, no importa si el gato es blanco o negro, lo importante es que capture al ratón. Creo que con la CNIE podemos apoyar mucho porque por ley, una cámara empresarial es una instancia de consulta y colaboración del gobierno en muchos elementos técnicos, económicos, jurídicos y sociales presentes en la actividad energética. Hay condiciones relacionadas con precio, insumos, tecnologías, apalancamiento financiero y escalas, y la colaboración puede ser muy importante para la política económica del país”, remarcó.

Si bien dijo que, sin duda, la política energética que está llevando a cabo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es diferente a la que se impulsó el sexenio pasado, sentenció que “es insustituible la inversión privada en el sector y la visión que tienen los empresarios es distinta pero complementaria a la del gobierno y hay que trabajar sobre ello” .

La naciente cámara ha sido sometida a consulta entre las diversas cámaras y asociaciones que conforman la Concamin en torno a la representatividad que tendrá de la industria energética y la necesidad de crearla si sus intereses no están representadas por otras que ya existen.

El Consejo Directivo de la Concamin debe pronunciarse por la pertinencia de que haya una cámara nueva y una vez que concluya su proceso interno, entonces la Secretaría de Economía (SE) determinará si la CNIE queda constituida o no, después de que, a su vez, realice una consulta pública durante 60 días hábiles.

JSL
JSL