Federer supera a Albot en Master 1000 de Miami
23 marzo, 2019
Marchan en Argentina contra la legalización del aborto
23 marzo, 2019

En medio de abucheos AMLO inaugura estadio de Diablos Rojos

Esta noche se inaugurará el estadio de béisbol de Los Diablos Rojos. Foto: Pablo Ramos

Alma E. Muñoz y Juan Manuel Vázquez

Ciudad de México.  El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió rechiflas y abucheos de aficionados en la inauguración del estadio de Los Diablos Rojos, propiedad del empresario Alfredo Harp Helú.

Al tomar la palabra dijo: “no voy a hablar mucho porque hay algunos aficionados de la porra del equipo «fifí», pero la mayoría de la gente está a favor del cambio”. Vamos a seguir “ponchando a los de la mafia del poder”, aseguró en medio de expresiones de inconformidad de algunos asistentes.; algunos gritaban “fuera”, mientras otros aplaudían.

Antes de lanzar la primera bola, desde el montículo para el partido de exhibición entre Los Diablos Rojos y Padres de San Diego, el Presidente reiteró que apoyará todos los deportes y resaltó que el béisbol es “una pasión fecunda, se requiere de cabeza, corazón y carácter”.

En su breve mensaje dijo que seguirá lanzando bolas de 95 millas, con curva y “ahora sí vamos a pichar, les voy a seguir tirando pura pejemoña, los voy a seguir controlando con liza, con recta de 95 millas y con curvas, vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder”.

Ciudad de México, 23 de marzo de 2019. Los Diablos Rojos estrenan estadio, nombrado Alfredo Harp Helú.

El presidente ha anunciado la creación de escuelas en todo el país para formar prospectos para este deporte.

Para este partido, el martes se agotaron los boletos en diez minutos. El estadio tiene capacidad para 20 mil 813 aficionados, distribuidos en tres niveles.

Bienvenidos al paraíso de los Diablos Rojos del México, dijo a manera de inauguración el artífice de este estadio monumental en la Magdalena Mixiuhca, Alfredo Harp Helú. El empresario habló del sueño de tener una casa para sus escarlatas.

Y agradeció la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador. Los primeros abucheos sonaron tímidos ante la ovación. Cuando el turno llegó para el mandatario la rechifla y abucheos fueron más notorios.

Después de elogiar este deporte y que apoyará el desarrollo en niños, jóvenes, amateurs y profesionales, agradeció a Harp Helú y de nuevo la andanada de rechazo en algunos sectores, que estaban a medio camino de la expresión del desacuerdo y el desmadre que se contagia. “Vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder”, se despidió López Obrador, el presidente que se declara apasionado del beisbol.

JSL
JSL