Descubren en India cuatro especies de ranas miniatura
21 febrero, 2017
Federer confía en alargar su carrera al menos hasta 2019
21 febrero, 2017

En enero, 1,938 denuncias por homicidio; la tercer cifra más alta del sexenio

Ciudad de México. El aumento en las agresiones contra periodistas y medios de comunicación en el país, y la impunidad del 90 por ciento de los casos, afectan el ejercicio pleno de la libertad de expresión y la consolidación democrática de México, aseguró la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. De acuerdo a las cifras de la propia Comisión, del año 2000 a la fecha se tienen registrados 119 homicidios de periodistas, de los cuales 12 corresponden a mujeres; 20 periodistas han desaparecido desde 2005, dos de ellas son mujeres, y se han cometido 50 atentados contra instalaciones de medios de comunicación. Esta situación limita a la sociedad disponer de información necesaria para su toma de decisiones, dijo el organismo nacional, en la conmemoración del “Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas”. En un pronunciamiento con motivo de esta fecha, la CNDH subrayó que quien atenta contra el ejercicio de la libertad de expresión también lo hace contra la sociedad mexicana y sus instituciones democráticas, por lo cual es urgente que todas y cada una de las agresiones o crímenes contra periodistas se investigue, esclarezca y sancione conforme a derecho.

Fabiola Martínez

Ciudad de México. Durante enero pasado se registraron en el país mil 938 denuncias por homicidio doloso. Esta cifra es la tercera más alta en lo que va del sexenio.

Las entidades con la tasa de asesinatos más alta son: Colima con 9.23 crímenes de este tipo por cada cien mil habitantes y Guerrero con 4.57. Baja California Sur se agrega a esta lista de entidades más violentas, acorde con el tamaño de su población, con una tasa de 5.19.

A nivel nacional la tasa, al inicio de 2017, fue de 1.57 casos por cada 100 mil habitantes.

Por número de averiguaciones previas sigue a la cabeza Guerrero y Estado de México, ambos con 165 episodios cada uno.

Las estadísticas emitidas esta semana por la Secretaría de gobernación precisan también el número de víctimas. En enero fueron 2 mil 152.

Las cifras son distintas porque en el primer caso se contabilizan las investigaciones abiertas y, en el segundo, se alude al número de fallecidos.

En el caso de secuestro, este año se inició con 97 episodios que significan 109 personas plagiadas. Tamaulipas, Estado de México y Tabasco siguen como punteros en la estadística oficial en torno a este delito.