Mancera pide renuncia a Torruco por asesorar a López Obrador
13 febrero, 2017
Afloran enojo y hartazgo en marcha contra Trump
13 febrero, 2017

En el enfrentamiento en Tepic murieron presuntos agresores

Elementos de la policía de Nayarit colocaron cintas amarillas de restricción y vigilan que nadie pase a tres cuadras de distancia de la finca donde fue abatido ‘El H2’. Foto Myriam Navarro

Jesús Aranda

Es falso que en el operativo realizado por elementos de la Secretaría de Marina en Tepic, Nayarit, en el que fue abatido Juan Francisco Patrón Sánchez, alias El H2, hubieran muerto menores de edad, como afirmó el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Fuentes oficiales sostuvieron lo anterior, y agregaron que en el enfrentamiento ocurrido en la colonia Lindavista fallecieron ocho presuntos delincuentes, mientras en otro choque entre presuntos criminales e infantes de Marina murieron supuestos agresores, todos mayores de edad.

El sábado pasado López Obrador demandó en una entrevista, realizada durante una gira de trabajo por Nayarit, que la Secretaría de Marina informe por qué los aniquilaron (a los que murieron en el enfrentamiento con los marinos).

Insistió en que tuvo lugar una grave violación a los derechos humanos, y reiteró que se dé a conocer quiénes son los que perdieron la vida: nombres, edades y de dónde eran, porque no son números, son seres humanos.

El político tabasqueño explicó que de acuerdo con los vecinos de la zona del tiroteo, fue algo aterrador. Tiene que cambiar la política de masacrar, torturar, que desde (el gobierno de Felipe) Calderón no ha dado resultado, al contrario, trae más sufrimiento.

Por su parte, los entrevistados destacaron que en el enfrentamiento ocurrido en la colonia Lindavista la noche del jueves pasado, la capacidad de fuego de los seguidores de Patrón Sánchez y el hecho de que lanzaran granadas de fragmentación en contra de los marinos, fue lo que orilló a los mandos navales a ordenar el uso de un helicóptero para evitar mayor afectación a los vecinos del lugar en el que ocurrieron los hechos.

Los disparos desde el aire obligaron a los delincuentes atrincherados a salir del inmueble, quienes continuaron disparando a los marinos, hasta que fueron abatidos, indicaron los informantes.

La Secretaría de Marina informó a su vez que el enfrentamiento ocurrió tras el seguimiento de presuntos infractores de la ley, el cual derivó en una agresión directa con armas de alto poder de los presuntos infractores contra las fuerzas federales que los perseguían y que, “con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, y con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas civiles y de fuerzas federales, éstas repelieron la agresión con apoyo de disparos disuasivos desde un helicóptero”.

Lo anterior permitió que las fuerzas federales en tierra controlaran la agresión.