Guardia Nacional, «imprescindible» para la seguridad, insiste Durazo
20 diciembre, 2018
Revelan tráiler y poster de ‘Hombres de Negro Internacional’
20 diciembre, 2018

Entre diferendos perfilan aprobar hoy dictamen para Guardia Nacional

Miroslava Carrillo, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, al centro de la foto: Imagen @MiroslavaEdomex

Roberto Garduño 

Ciudad de México. La polémica y diferendos irreconciliables en torno a la creación de la Guardia Nacional se apoderaron de los trabajos en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, donde se aprobará, en las próximas horas, el dictamen de reforma constitucional que integrará a ese nuevo instrumento del Estado, con capacidad de responder a los retos que la inseguridad plantea a la población y las instancias de gobierno.

La oposición en el grupo de trabajo, integrada por PAN, Movimiento Ciudadano y PRI, insistió en que antes de aprobarse el dictamen se citara a los secretarios de Defensa Nacional y Marina, con objeto de conocer sus observaciones sobre el tema. Desde el martes pasado, un grupo de ocho diputados que integran la Comisión de Puntos Constitucionales, entre ellos Tatiana Clouthier, de Morena, firmaron una misiva dirigida a la presidenta de la comisión, Miroslava Carrilo, solicitando la presencia de ambos secretarios, porque las conclusiones aportadas por los 16 especialistas convocados con anterioridad rechazaron la integración de la Guardia Nacional, por considerar que el país avanzaría en el proceso de militarización de la seguridad pública.

Los argumentos de los opositores a la aprobación del dictamen el día de hoy redundaron en que el documento, en su artículo 91 otorgaría al Ejecutivo Federal la capacidad de disponer de los cuerpos de seguridad privada y de los C-4 de todos los estados del país, con objeto de enfrentar a la criminalidad creciente en el territorio nacional. Del lado de Morena y de su nuevo aliado, el Partido Verde, junto con los perredistas, la defensa de la aprobación se centró en la urgencia que afecta a la mayoría de los mexicanos, quienes viven indefensos frente a la delincuencia organizada y común que los afecta.

Así, una vez que Marta Tagle, de MC, insistió en que se llamara a los secretarios de Defensa y de Marina, y reprochara el arribismo del Partido Verde, la presidenta de la Comisión ordenó se votara si la aprobación se postergaba para llamar a ambos funcionarios, o continuaba para sacar avante el dictamen, que se pretende, sea votado el día de mañana, o más tardar el sábado en el pleno cameral, para enviarlo al Senado y en este se convoque a un periodo extraordinario, en el mes de enero para su ratificación.

Antes, al inicio de la sesión, el diputado Elías Luxa, del PAN, expuso que previamente al encuentro de hoy en la Comisión de Puntos Constitucionales se había aprobado un acuerdo para convocar a especialistas y a que los gobiernos municipales y estatales presentaran sus reflexiones en torno a la Guardia Nacional, y se realizaran foros en distintas ciudades del país. “Es un despropósito que teniendo esos acuerdos no se recibieran las experiencias de los especialistas y de los interesados en el tema de la seguridad. No tenemos elementos, y esto será una decisión centralista”.

En respuesta Gustavo Contreras (Morena) expuso que en la Comisión sí “hemos tenido la oportunidad de expresarnos”. La réplica de Martha Tagle (MC) fue dura: “por qué utilizan el tiempo como pretexto, no se engañen. No entiendo por qué quieren sacar el dictamen aquí hoy, cuando sólo tendrá turno, si hipotéticamente lo sacáramos hoy hasta que el Senado sesione en febrero. Esta cerrazón significa que están aplicando el mayoriteo como lo hacía el PRI”.

Con dureza, en una de sus acostumbradas y encendidas intervenciones, Arturo Escobar enrrojeció y decantó el respaldo del Parido Verde a Morena. “No podemos patear el bote, yo he hablado con 20 gobernadores, y la seguridad pública está desahuciada. Ésto tiene que ser tema de mayorías, no podemos permitir que se dilate. Ya no escuchemos discursos románticos, y claro que se puede sacar el dictamen en un periodo extraordinario en el Senado».

En ese momento Alfredo Licona, integrante del colectivo Seguridad sin Guerra, quien ya había participado en una reunión convocada por la Comisión de Puntos Constitucionales, y hoy asistió como interesado, se acercó a la mampara donde aparecía enunciada la Comisión de Puntos Constitucionales y la fecha, ahí escribió ¡Aquí no se escucha!; no a la M(ilitarización), y colocó un pegote con el nombre de su colectivo.

En ese momento el personal de resguardo le impidió continuar con su protesta.

La presidenta de la Comisión decretó un receso porque la reunión se descompuso entre gritos y reclamos.

Alfredo Licona reclamaba a Morena que sería responsable de la militarización, lo acusó de actuar autoritariamente como lo había hecho el PAN y el PRI en su momento.

Una vez que los ánimos volvieron a su cauce normal, reiniciaron los trabajos de la Comisión. Héctor Borrego, diputado por Morena, insistió en que se requiere tomar una decisión ya: “tenemos que dejar los colores y vamos como mexicanos todos. Celebro que en algunos estados no tengan problemas de seguridad. ¡Bendito Dios!, y en Morena no recibimos línea, tengo 64 años y estoy grandecito para tomar mis decisiones”.

Martha Tagle entonces advirtió que la iniciativa fue modificada por Miroslava Carrillo, quien introdujo modificaciones al artículo 89, que ahora en el proyecto de dictamen “incluye atribuciones al Ejecutivo federal para disponer de los grupos de seguridad privada y de los C-4 en todos los estados».

En respuesta, Carrillo replicó que en la Comisión sí se escucha a todos los integrantes de ese grupo de trabajo y de todos los partidos, y sometió a votación la propuesta de Tagle para llamar a reunión a los secretarios de la Sedena y Marina. La mayoría de Morena, PES, PT y Partido Verde junto al PRD rechazaron la propuesta de Tagle, y dieron cauce a la continuidad de la reunión, donde se aplicará más tarde el dictamen de Guardia Nacional.

JSL
JSL