Informa la Casa Blanca llamada entre Joe Biden y Xi Jinping
10 febrero, 2021
Asesinan a cinco jóvenes en Tlaquepaque, Jalisco
10 febrero, 2021

Entre domingo y lunes, Estados Unidos deportó a 350 migrantes

Indocumentados en El Paso, Texas, a la espera de ser regresados a México. Foto Afp/ archivo

Rubén Villalpando, corresponsal

Ciudad Juárez, Chih. Personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) deportó entre domingo y lunes a unas 350 personas de El Paso, Texas, a Ciudad Juárez, dio a conocer un mando del grupo Beta del Instituto Nacional de Migración.

El informante, que solicitó anonimato, indicó que el retorno de indocumentados se basa en el capítulo 42 de la Ley de Servicios de Salud Pública estadunidense, que autoriza a la CBP a regresarlos en cuanto se les captura en El Paso, con el argumento de que los agentes del organismo están en riesgo debido su presencia durante la actual emergencia sanitaria por Covid-19.

Autoridades migratorias mexicanas no conocen el número preciso de deportados por las poblaciones chihuahuenses Juárez, Ojinaga y Palomas de Villa bajo el ordenamiento citado, declaró el coordinador general del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Enrique Valenzuela.

Indicó que el Coespo tiene conocimiento de que desde hace unos diez días, la CBP expulsa de 300 a 400 personas diariamente por la frontera de Palomas, e ignora la cifra de expulsados a Juárez y Ojinaga.

Destacó que durante el nuevo gobierno de Estados Unidos, encabezado por Joe Biden, se ha documentado un mayor flujo migratorio en Juárez que en la administración de Donald Trump, quien deportó por Juárez a unos 22 mil extranjeros para que esperaran su proceso de asilo político en la ciudad.

Recomendó a los indocumentados tener claro que la política migratoria de Biden no ha generado nuevas disposiciones para acoger a quienes lo piden.

Algunos grupos de expatriados son grandes, como el de 81 haitianos, que la semana pasada fueron remitidos a Juárez a pesar de que, aseguraron, se les detuvo en San Diego, California, o Brownsville, Texas.

Por lo pronto, los 18 albergues de Iglesias cristianas de Juárez, la Casa del Migrante de la Iglesia católica y el Leona Vicario, del gobierno federal, han recibido a unos mil migrantes, la mayoría de ellos centroamericanos que esperan asilo en Estados Unidos, solicitudes suspendidas desde mayo anterior por la pandemia.

Aparte operan en Ciudad Juárez el albergue filtro Espíritu Santo y un hostal auspiciado por la Organización Mundial para la Paz y la Organización Internacional para las Migraciones, a donde se remite durante 15 días a extranjeros procedentes de la frontera sur de México, o retornados por Estados Unidos. En ellos se analiza si padecen coronavirus antes de llevarlos a otros asilos.