Colombia se impone 6-1 a Venezuela en la Serie del Caribe
28 enero, 2022
Registra Ssa 45 mil 115 nuevos casos y 437 decesos por covid en 24 horas
28 enero, 2022

Estalla la huelga en mina de Cosalá, Sinaloa

Aspectos de la mina San Rafael en Cosalá, Sinaloa. Foto Gobierno de Sinaloa

Jared Laureles

Una vez más, trabajadores de la sección 333 de la mina San Rafael, en Cosalá, Sinaloa, estallaron en punto de las 12:00 hrs la huelga debido a que la empresa Americas Gold and Silver insiste en negarse a reconocer al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, como titular del contrato colectivo de trabajo (CCT).

Además, “ha intervenido en la vida interna” de dicho sindicato “para imponer modificaciones que violan los derechos legítimos” de los obreros, señaló la organización en un comunicado.

El Sindicato Minero denunció que los representantes del Comité Ejecutivo Nacional, así como los dirigentes locales, “fueron detenidos por un grupo de choque” que pretendía evitar que llegaran a la mina.

Sin embargo, “los trabajadores, rompieron el cerco creado por el grupo armado” para estallar la huelga, “a pesar de amenazas a su seguridad e integridad física”.

El Sindicato Minero hizo un llamado a las secretarías de Gobernación (Segob), del Trabajo y Previsión Social (STPS) y de Economía (SE) “para que funjan como garantes de los derechos y la integridad de los trabajadores en la solución de este conflicto, bajo la premisa del cumplimiento irrestricto de los acuerdos suscritos por la empresa en presencia y pleno conocimiento de dichas instancias.

“Este acto de violencia contra los miembros de nuestra organización es inaceptable y exigimos a las autoridades correspondientes que garanticen la seguridad, tanto de dirigentes como mineros, en Cosalá, Sinaloa”, puntualizó la organización sindical.

La mina San Rafael había permanecido cerrada por 20 meses, desde el 26 de enero de 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador intervino para que la empresa canadiense reconociera al Sindicato Minero, que había ganado el recuento en la titularidad del CCT.

El 6 de junio de 2021, la minera Americas Gold and Silver firmó un acuerdo con el gobierno de México y el Sindicato Minero para reabrir San Rafael, lo cual ocurrió apenas en septiembre pasado cuando se liberaron los accesos de las instalaciones.

La semana pasada la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, y la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social acudieron a la reapertura de la mina y el reinició de sus operaciones. No obstante, ningún integrante del sindicato nacional minero estuvo presente en el evento realizado en Sinaloa.

Al estallar la huelga, los mineros de la sección 333 de Cosalá “demuestran su apoyo incondicional y compromiso” con el Sindicato Minero, que encabeza Gómez Urrutia, cuya “labor principal es garantizar que la mina —su centro de trabajo— funcione únicamente bajo condiciones que garanticen la seguridad laboral y la libertad sindical”.

El Sindicato Minero señaló que la empresa Americas Gold and Silver “se ha negado sistemáticamente” a reconocer a los representantes sindicales de la Sección 333 a pesar de la ratificación legal obtenida mediante el proceso de recuento de votos que tuvo lugar en septiembre del 2020.

“Esta persistente negativa a dialogar con el Sindicato Minero, encabezado por el senador Napoleón Gómez Urrutia y los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, y las presentes amenazas a la seguridad de sus miembros, han impedido que se resuelvan temas tan importantes para los mineros de Cosalá, tales como el pago de salarios caídos y la reinstalación de dirigentes locales cesados injustificadamente” por apoyar a dicha organización durante el recuento de votos, subrayó.

El Sindicato Minero exigió a la compañía Américas Gold and Silver cumpla con los acuerdos y se comprometa a no intervenir en la vida sindical.

Asimismo, denunció “la hipocresía” con respecto a la decisión de la empresa de invertir 600 millones de pesos en la mina de San Rafael durante los próximos tres años “y, sin embargo, rehusarse a cubrir en tiempo y forma los salarios caídos”.