Siguen vivas denuncias contra ex funcionarios municipales
28 septiembre, 2020
El próximo lunes IP y AMLO presentarán plan de infraestructura
28 septiembre, 2020

Ex dirigente del SutNotimex solicita amparo

El ex dirigente del SutNotimex solicitó un amparo luego de que la UIF congelara sus cuentas. Foto Notimex / Archivo

César Arellano García

El ex dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) Conrado García Velasco, solicitó un amparo contra el congelamiento de sus cuentas bancarias por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), organismo de la Secretaría de Hacienda que lo investiga por el presunto desvío millonario de recursos en la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.

El ex dirigente sindical presentó el recurso el pasado 17 de septiembre ante el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, y entre los actos que reclama es su ingreso a la lista de personas bloqueadas para realizar operaciones financieras en México.
Sin embargo el impartido de justicia le dio un plazo de cinco días para que aclare y amplíe su demanda de garantías para aceptarla a trámite.

UIF congela cuentas por desvío millonario de recursos

A finales de agosto pasado la UIF ordenó el bloqueo de las cuentas bancarias de Conrado García. En su momento fuentes financieras confirmaron que es investigado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía General de la República (FGR), ya que a lo largo de tres sexenios recibió depósitos millonarios de la agencia y manejó las cuotas sindicales de sus agremiados como recursos propios.

La investigación que lleva a cabo la UIF incluye, además de García Velasco, a otras 21 personas ligadas a la pasada administración de Notimex, que estuvo a cargo de Alejandro Ramos, así como a editores, reporteros y a los allegados al ex líder del SutNotimex.

La Jornada publicó que a partir de la denuncia presentada por la actual dirección de Notimex, que encabeza la periodista Sanjuana Martínez, la UIF analiza la ruta que siguió el dinero manejado por García Velasco y su círculo más cercano, las transferencias de las cuotas sindicales, que eran de entre 500 mil y 700 mil pesos anuales, así como otras prebendas que recibía, con las que presuntamente el ex líder compraba despensas, financiaba becas para empleados y realizaba fiestas.

La UIF ha indagado también diversos viajes que realizaron al extranjero en la pasada administración 10 funcionarios y trabajadores de Notimex que recibieron transferencias de la cuenta de la agencia número 65502260552 a la del sindicato, 51908196707, por 4 millones 50 mil pesos, entre 2015 y 2017.

De acuerdo con auditorías internas de Notimex y otras realizadas por autoridades investigadoras, se presume que Conrado García Velasco transfirió por años recursos de la agencia y de los trabajadores a cuentas bancarias personales.

Los comprobantes de gastos que comúnmente presentaba el entonces líder sindical carecen de validez, de acuerdo con las denuncias de la dirección de Notimex, en que se sostiene que la mayor parte de los recursos fueron malversados por Conrado García en complicidad con directivos de la agencia.

Se advierte que el ex líder, quien dejó el sindicato cuando supo que se le investigaba, incurrió en uso indebido de recursos públicos, conflicto de intereses, nepotismo y tráfico de influencias.

La SFP sigue un procedimiento contra García Velasco –que lo puede llevar a la inhabilitación– e incluso compareció ya en esa dependencia el pasado 23 de junio, donde fue interrogado durante tres horas.

En las argumentaciones y pruebas presentadas por la actual administración de Notimex a las autoridades, se documentó a más de 20 familiares y personas cercanas que tenía Conrado García en la nómina de Notimex, desde su esposa, hijos, hermanos y sobrinos, hasta sus parejas sentimentales.

Se señaló que en sus casi dos décadas de gestión, el ex líder sindical conformó una mafia que tenía secuestrada a la agencia, ya que participaba en la toma de decisiones sobre los contratos, la línea editorial, la contratación y el despido de personal, así como la forma en la que se usaba el presupuesto.