“Acusado de peculado”, detienen a ex titular de SE de Jalisco
6 agosto, 2019
Ochoa vuelve a volar con las Águilas del América
6 agosto, 2019

Exigen en Sonora el retiro de concesión minera a Germán Larrea

Los inconformes solicitaron a las autoridades estatales y federales regulen las explotaciones de las minas en Sonora. Foto Cristina Gómez

Cristina Gómez Lima, corresponsal 

Hermosillo, Son. Alrededor de 200 ciudadanos inconformes con los derrames de residuos tóxicos que Grupo México provocó en ríos y mares de Sonora, marcharon, junto con damnificados por los daños ecológicos, por las principales calles de Hermosillo para exigir a las autoridades que le retiren a Germán Larrea la concesión para operar la mina Buenavista del Cobre, en el municipio de Cananea.

Al cumplirse cinco años de la mayor tragedia ambiental en México, ocasionada por la minería, asociaciones civiles junto con los pobladores afectados de municipios colindantes con el río Sonora se manifestaron y dijeron hartos de la impunidad que goza el consorcio minero de Grupo México.

Por ello, solicitaron a las autoridades estatales y federales regulen las explotaciones de las minas en Sonora, el pago de daños a los afectados por los derrames y el retiro de concesión a Grupo México para operar Buenavista del Cobre.

La marcha que inició en el antiguo Mercado Municipal y terminó en Palacio de Gobierno, se conformó de consignas, poemas y corridos, incluso se dio lectura a la lotería con figuras como el río Sonora, el Mar de Cortés, los mineros, los pescadores, el ácido y el diablo que tenía la imagen de Germán Larrea.

“Minería asesina, pasta de conchos no se olvida; mineros asesina, Río Sonora no se olvida; minería asesina Mar de Cortés no se olvida” era una de las consignas que acompañaban al clamor de justicia de las decenas de afectados que viajaron desde sus pueblos a Hermosillo para ser escuchados.

Alejandro Valenzuela, activista hermosillense, aseguró que una marcha o un mitin no va a retirarle la concesión al segundo hombre más rico de México, por lo que propuso a los presentes unir fuerzas para continuar permanentemente con el movimiento.

“Una marcha no va a quitar a Grupo México, por eso tenemos que unirnos, hacer un frente en común contra el segundo hombre más rico del País, acabándose la marcha tenemos que plantear con qué vamos a seguir, cómo vamos a enfrentar a este monstruo”, manifestó.

Los afectados exigen la reparación de los daños en su salud, luego de que se advirtió que clínica improvisada en Ures, que realizaba las funciones de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora (UVEAS) cerrará sus puertas el próximo 12 de agosto, y transcurridos cincos años los enfermos siguen sin atención médica.

Martha Patricia Velarde, pobladora del municipio de Baviácora, reclamó la opacidad con la que se operaron los dos mil millones de pesos que se destinaron al Fideicomiso Río Sonora, para resarcir las afectaciones en materia de salud y ambiental a causa del derrame de 40 millones de litros de ácido a los ríos Sonora y Bacanuchi.

JSL
JSL