BBVA lanza fondo de capital de riesgo para sector privado
BBVA e IPN firman convenio para desarrollar talento
5 junio, 2017
Afores reafirman compromiso con el ambiente
5 junio, 2017

Exigen justicia a 8 años de incendio en Guardería ABC

“Seguimos enfrentando un manto de impunidad, y aunque le apuestan al cansancio de las madres y padres de familia, no vamos a renunciar", dice la madre de una de las víctimas. Foto Cristina Gómez

Cristina Gómez Lima, corresponsal

Hermosillo, Son. A ocho años del incendio en la Guardería ABC, padres, familiares y menores sobrevivientes exigen justicia para los 49 bebés que perdieron la vida y los más de 70 que resultaron gravemente heridos.

Los padres de las víctimas efectuaron la vigilia y misa en memoria de los menores fallecidos y planean por la tarde la “Marcha por la Justicia” en las principales avenidas de Hermosillo, para llegar a las ruinas de la que fue la estancia infantil, entre cuyos propietarios se encontraba Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo (prima de Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón) absuelta en 2016 en el caso, ya reabierto.

Luego de la misa en honor a los 49 bebés que fallecieron a causa de la tragedia ocurrida el 5 de junio de 2009, los padres de las víctimas se manifestaron inconformes por la impunidad que ha prevalecido en este caso y la lentitud en la impartición de justicia.

Hasta el momento, ni funcionarios, ni ex propietarios (Gildardo Francisco Urquides Serrano, Matilde Altagracia Gómez del Campo y Sandra Lucía Téllez Nieves) han piso la cárcel por su presunta responsabilidad en el incendio de la Guardería ABC. Hasta el momento, hay más de 20 personas sujetas a proceso penal, entre éstas funcionarios de los tres niveles de gobierno y socios de la subrogación del IMSS.

“Seguimos enfrentando un manto de impunidad, y aunque le apuestan al cansancio de las madres y padres de familia, no vamos a renunciar a la impartición de justicia. El caso se reabrió y hay aportación de nuevas pruebas. Tenemos fe y trabajamos al lado de la PGR, porque los asesinos de nuestros hijos tienen nombre y apellido. Este fue un crimen de Estado”, sostuvo Juanita Luna, madre de Jonathan, quien tenía tres años cuando falleció en el incendio.