Protestan en Bruselas contra medidas anti Covid-19
16 agosto, 2020
Muere trabajador tras derrumbe en mina de Aguascalientes
16 agosto, 2020

Exigen justicia para Marichuy, estudiante del IPN asesinada en 2016

Colectivos y estudiantes del IPN se manifiestan este domingo para exigir justicia por el feminicidio de María de Jesús Jaimes Zamudio. Foto María Luisa Severiano / Archivo

Laura Gómez Flores

Ciudad de México. Con un tendedero con las imágenes de presuntos feminicidas, violadores, acosados o abusadores sexuales se lleva a cabo la concentración de los colectivos feminista “Ni una menos Ciudad de México” y de Economía del Instituto Politécnico Nacional, frente al Palacio de Bellas Artes, donde se ubica el Antimonumento.

El objetivo, dijeron es exigir justicia por el feminicidio de María de Jesús Jaimes Zamudio estudiante de Ingeniería Petrolera en el IPN, asesinada en enero del año 2016, y solicitar detalles de la investigación, toda vez que el caso fue reclasificado como homicidio doloso y la Fiscalía General de Justicia “muestra negativa a dicha indagatoria”.

Además colocaron una cruz y mantas en el suelo con los rostros de quienes han agredido a cientos de mujeres para que “sean conocidos por todos”, y “denunciar a esa verga violadora qué dónde está”; y exigir a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien “es una culera”, a que cumpla con su compromiso de investigar con perspectiva de género el feminicidio de mi hija, por parte de integrantes del IPN, que “nunca se hizo”, afirmó Yesenia Zamudio.

A dos años de protesta para exigir justicia para Marychuy y cientos de mujeres agredidas en el metro y las calles de la ciudad, “apenas ahora van a investigar el caso de mi hija, con perspectiva de género, cómo chingaos no voy a estar enojada, cuando aquí asesinan a mujeres por ser mujeres, y la alerta de género no ha funcionado, y buscan callar nuestras voces con represión. Si la señora no sabe hacer su trabajo, que renuncie”, señaló

Argumentó: “mi hija fue asesinada de una forma violenta, por un funcionario y estudiantes politécnicos, quienes siguen viviendo una vida normal, mientras la mía ha sido afectada, y la jefa de Gobierno, con tanto pinche doctorado, no sabe qué es perspectiva de género y alerta de género, pero si trabajó para sacar un protocolo de actuación policiaca para reprimirnos y golpearnos, bajo el argumento de que nuestras marchas son violentas”.

Los asesinos deben estar en la cárcel, no las víctimas, afirmó la mujer quien envió un mensaje a la mandataria capitalina: “deja de estar chingando, no sabes gobernar, mejor renuncia, porque eres una culera y mentirosa, prometiste proteger a las mujeres y en su lugar mandas a tus malditos policías a golpearnos, cuando vamos a manifestarnos por la desaparición de una niña o una mujer. Eres una traidora. No te queremos de presidenta y llévate también a Rosario Piedra, que está en la CNDH, que es una estúpida, una caca y nos llamó terrorristas. No más dedazos”.

Desde hace un año, recordó, nos manifestamos porque cuatro policías violaron a una chica y después “salieron que no era cierto, cuando el semen de esos puercos estaba en la víctima, ya estamos asqueadas. Lo único que ha cambiado en este tiempo es el Covid-19, porque no hay justicia, los feminicidios continúan sin que las autoridades hagan justicia”.

Por ello, llamó a estar unidas y juntas tiremos el patriarcado, porque el enemigo no somos nosotras, dijo la mujer, quien denunció que la administración pasada no le permitió conocer el expediente de su hija, lo cual sucedió en septiembre del año pasado, por recomendación de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y, aunque “nos soy abogada, sé leer y me di cuenta que la gestión de Mancera quiso acusar a mi hija de provocar su propia muerte, lo cual no voy a permitir”, advirtió.

Los policías se mantuvieron a distancia de la concentración en el Antimonumento, que llevó a las autoridades capitalinas a resguardar con tápiales metálicos los monumentos; mientras, los negocios hicieron lo propio para evitar daños, pues continúa el ingreso de clientes, aunque “a cuenta gotas y cerrar significaría estar peor, de lo que ya estamos después de tantos meses cerrados”, por la emergencia sanitaria, comentaron algunos entrevistados.

JSL
JSL