Se suma Soledad a los festejos por el Día Nacional del Pulque
27 enero, 2019
Cotizan dólar en 18.56 pesos a la venta en AICM
27 enero, 2019

Relatan fraude a familia de desaparecido en explosión de Tlahuelilpan

Imagen del joven José Ángel Cruz Zapote que se encuentra desaparecido. Foto proporcionada por la familia

Juan Ricardo Montoya, corresponsal 

Tlahuelilpan, Hgo. Bajo el argumento de que se encontraba en un hospital de la Ciudad de México y que se tenían que pagar algunos gastos, un individuo de nombre Mauricio Rodríguez Sánchez despojó de casi 3 mil pesos a la familia del menor José Ángel Cruz Zapote, de 15 años de edad, quien se encuentra desaparecido desde la noche del 18 de enero luego de que una toma clandestina de un ducto de Pemex estalló y se incendió en San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan.

Fernando Cruz Daniel, padre de José Ángel, relató que el pasado 19 de enero – horas después de que ocurrió la explosión – recibió una llamada telefónica del número 773 -1871-079 en la que un desconocido, quien se presentó como Mauricio Rodríguez Sánchez, haciéndose pasar como empleado de un nosocomio particular, le dijo que el muchacho se encontraba hospitalizado en la Ciudad de México. Aseguró que el joven estaba con vida, pero grave y que era necesario trasladarlo a la brevedad posible a Houston, Texas para que fueran tratadas sus quemaduras.

Tras reiterarle que era urgente que hicieran el pago de casi 3 mil pesos para cubrir los gastos del hospital, Mauricio Rodríguez, sin decirles en qué nosocomio supuestamente se encontraba, les proporcionó dos números de cuenta de depósitos de tiendas Oxxo abiertas a su nombre.

Con la falsa ilusión de que ya había localizado a su hijo con vida, el señor Fernando, quien vive en Tlalnepantla, Estado de México, se apresuró a ir a una sucursal de Oxxo y hacer un depósito de mil pesos. Ese mismo día, desde una sucursal de la misma cadena de tiendas ubicada en Tlahuelilpan, Manuel Huapila Zapote, primo de José Ángel hizo otro de mil 800 pesos.

Tras esto, Mauricio les dio la dirección de un hospital particular de Tacubaya, en la Ciudad de México para que supuestamente fueran a ver a José Ángel. No obstante, al llegar al nosocomio y pedir informes sobre el menor, les informaron que no se encontraba en ese lugar. Aunque se trataron de comunicar con Mauricio Rodríguez para que les explicará dónde estaba realmente el muchacho, el individuo ya no les contestó.

Sobre el cómo Mauricio obtuvo los teléfonos para cometer la extorsión, señalaron que tal vez los copió de las pancartas que han pegado con la foto de José Ángel en Tlahuelilpan y otros municipios así como en páginas de Internet como la de Sonrisas Pérdidas AC – agrupación altruista dedicada a localizar a personas desaparecidas.

A 9 días de la explosión cuyo saldo preliminar era hasta el sábado de 113 muertos, José Ángel aún no ha sido localizado.

En días pasados el diputado de Morena por el distrito 01 local, Víctor Guerrero, había advertido que un grupo de “vivales”, aprovechándose del dolor y desesperación de las familias han intentado extorsionarlos con llamadas verdaderamente crueles.

«Les dicen que sus familiares se encuentran vivos pero gravemente quemados; que los tienen en su poder; que sufren de fuertes dolores y que si no pagan diversas cantidades de dinero los van a dejar que se mueran», reveló el legislador.

«No entiendo cómo puede haber gente sin escrúpulos que pretende así aprovecharse de esta tragedia», lamentó.

Hasta el momento son más de 50 las personas que permanecen en calidad de desaparecidas.

Bajo este mismo contexto, de acuerdo a la Procuraduría General de Justicia, hay en el Servicio Médico Forense de Pachuca 68 restos de personas que murieron en la explosión, de los cuales 15 ya fueron identificados. Del resto, las autoridades locales tardarán un lapso de 6 meses para identificarlos.

JSL
JSL