Retiran cargo de extorsión al líder de La Luz del Mundo
22 octubre, 2020
En rojo, diez estados por delitos del crimen organizado
22 octubre, 2020

Fideicomisos de Conacyt propiciaban la corrupción: Álvarez-Buylla

La directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla en imagen de archivo. Foto Jesús Villaseca

La Redacción

Ciudad de México. En un mensaje a la comunidad de becarios e investigadores, la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Elena Álvarez-Buylla, destacó que desde el inicio de la actual administración federal, el consejo propuso e inició el proceso de cancelación de los fideicomisos del Conacyt, luego de analizar que éstos generaban onerosos gastos de gestión y administración, aproximadamente de 500 millones de pesos anuales, además de que propiciaban la opacidad, la corrupción y la ineficiencia.

Tras destacar que para la transformación estructural del sector es “imprescindible erradicar vicios, mecanismos administrativos opacos y malas prácticas que favorecían la ineficiencia e ineficacia administrativa”, aseguró que la comunidad científica de México tendrá más recursos para desarrollar sus iniciativas, para seguir formándose y recibir estímulos.

Subrayó que la desaparición de los fideicomisos “no afectará la ministración de recursos para investigación y para becas”. Los ahorros y simplificación administrativa implicados en la cancelación de los mismos, permitirán mayores apoyos para el quehacer sustantivo del sector.

Por ello, enfatizó que están garantizadas las becas de los estudiantes becarios del Conacyt, en todas las modalidades: especialidad, maestría, doctorado y posdoctorados, tanto nacionales como en el extranjero.

Inclusive, señala, “estamos proyectando el aumento de becas de posdoctorado, siendo éstas de especial importancia para el Consejo. También se fortalecerán los apoyos para aquellos grupos sociales históricamente excluidos, como es el caso de las mujeres indígenas, las madres mexicanas jefas de familia y las personas con discapacidad”.

Agrega que los estímulos para los miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) “seguirán ministrándose en tiempo y forma” y se respetaran los convenios vigentes. También se mantendrá el Programa Cátedras.

En cuanto a los 26 Centros Públicos de Investigación (CPI) del Conacyt indicó que permanecerán y seguirán recibiendo los recursos necesarios para su funcionamiento, por lo que continuarán con sus programas de estudio e investigaciones. “Es muy importante recalcar que los recursos propios, contenidos en cada uno de sus fideicomisos, serán integrados en sus cuentas patrimoniales”, aclaró.

Álvarez-Buylla, también destaca que están garantizados los recursos para los proyectos, tanto los de la categoría Individual como la Grupal, que ya han sido aprobados en la Convocatoria de Ciencia de Frontera 2019, los cuales se encuentran en proceso de formalización y ministración.

Y agrega que están asegurados los recursos para los proyectos clasificados dentro de la categoría Sinergia, los cuales se ministrarán una vez que concluya el proceso de evaluación.

En su mensaje a la comundiad científica, destaca que están aseguradas las ministraciones de los proyectos asociados con los Programas Nacionales Estratégicos (Pronaces) y de los Proyectos Nacionales de Investigación e Incidencia (Pronaii), así como los proyectos aprobados de las convocatorias de Acceso Universal al Conocimiento.

Establece que también recibirán los recursos en tiempo y forma, todos los proyectos que estén amparados por un Convenio de Asignación de Recursos (CAR), así como los acuerdos aprobados por los Comités Técnicos y de Administración (CTA) de los distintos fideicomisos públicos del Conacyt, “siempre y cuando cumplan con los procedimientos habituales de ceñirse a los compromisos técnicos y administrativos a los que están obligados, no impliquen opacidad de metas, desvíos millonarios a la iniciativa privada o a algunas otras instancias, porque en esos casos se cancelarán”.

Agrega que el cambio en la manera en cómo se van a administrar los recursos públicos, “de forma directa y sin la mediación de fideicomisos, es una acción positiva que nos permitirá hacer ahorros sustantivos y simplificará el proceso de administración”, lo que se traducirá en más apoyos, más transparencia, más eficiencia y eficacia.