Instalan Consejo Consultivo de la Instancia de las Mujeres en SLP capital
25 septiembre, 2020
Crean alianza para defender los derechos de los pueblos originarios
25 septiembre, 2020

Fiscal teme revelar quién asesinó a Samir Flores: Cuauhtémoc Blanco

El gobernador Cuauhtémoc Blanco declaró que el fiscal de Morelos “sabe quién” asesinó al activista Samir Flores pero que no quiere revelarlo porque tiene “miedo”. Foto Cuartoscuro / Archivo

Rubicela Morelos Cruz, corresponsal

Cuernavaca, Mor. El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo declaró que el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, “sabe quién” asesinó al activista Samir Flores Soberanes, opositor del Proyectos Integral Morelos (PIM), pero que no quiere revelarlo, porque tiene “miedo”.

El mandatario estatal fue entrevistado la tarde del jueves en el municipio de Jonacatepec, en la región oriente de la entidad, después de encabezar un acto.

Samir Flores Soberanes fue asesinado el 20 de febrero de 2019, alrededor de las seis de la mañana, afuera de su casa, ubicada en el poblado de Amilcingo, municipio de Temoac.

Pero a un año y siete meses de perpetrado la Fiscalía General del Estado (FGE) que encabeza Carmona Gándara no ha avanzado en el esclarecimiento. Lo último que informó el fiscal sobre el caso fue que había seis líneas de investigación, sin haber informado nada más.

Las declaraciones del gobernador las ofreció luego de que fuera inquirido sobre una investigación que sigue la FGE en contra del diputado Marco Zapotitla, pues esa investigación sí avanza muy rápido.

“La verdad es que es increíble, que el fiscal en dos horas hizo todo este teatro (refiriéndose al caso del diputado local que llegó por Morena pero se pasó al PES). Y en dos años —tiempo de su administración— no ha hecho nada.

“Y lo de Samir lleva un año, y ya sabe quién es, pero no quiere decirlo por miedo”, aseguró.

En otras ocasiones el mandatario ya había cuestionado al fiscal; también lo hizo tras la masacre de la colonia Antonio Barona.

“Hay coordinación (entre el gobierno y la FGE), pero no hay trabajo, esa es la realidad, no hay trabajo del fiscal, vean el caso de Samir (Flores), no más te pongo ese ejemplo, lleva más de un año y medio (del asesinato) y no ha pasado nada, y él tiene ya la investigación, pero no la quiere soltar porque hay mucha gente involucrada. Ojalá que realmente se abra y que tenga los suficientes pantaloncitos, para declarar quiénes fueron (los que mataron afuera de su casa Samir)”, dijo en esa ocasión.

Familiares y compañeros de lucha Samir, relatan que personas desconocidas le gritaron al activista el pasado 20 de febrero de 2019, desde afuera de su casa para que saliera con el pretexto que querían un espacio en la radio comunitaria Amiltzinko en donde todas las mañanas éste conducía el programa “Amanecer Ranchero”, por lo que al acercarse a saludar que iban en un automóvil le dispararon a quemarropa.

El 23 y 24 de febrero el gobierno federal realizó una consulta para preguntar si operaba o no la termoeléctrica que está en la comunidad de Huexca.

Ocho días después del asesinato el fiscal morelense Uriel Carmona Gándara, ofreció una rueda de prensa en uno de los salones del palacio estatal en donde dio a conocer que tenían, hasta ese momento, seis líneas de investigación del homicidio.

Destacó la que se manejó por fuentes policiacas, en el sentido de que pudo tratarse de un crimen relacionado con la delincuencia organizada. Otra fue la política, que señalaba que pudieron asesinarlo por órdenes de alguien desde el gobierno, ya sea municipal, estatal o federal, por su oposición a la termoeléctrica, y por su oposición a la consulta ciudadana que se hizo en esos días para decidir sí operaba o no la termoeléctrica que está en Huexca, municipio de Yecapixtla.

En ese contexto, acotó Carmona, adelantó que “citaremos funcionarios, si se requiere del más alto nivel, pero por otro lado necesitamos que el flujo de información nos sea provisto por la gente que la tiene (la información)”.

Otra línea apunta a que pudo tratarse “de una acción de algún grupo ciudadano, que estaba, o está, a favor de la termoeléctrica”, y una más sobre que el asesinato «pudo tener la finalidad de frenar la labor de Samir, en la radio comunitaria y en la práctica de comunicación social que él realizaba”.

Las otras líneas que ha detectado la FGE, son un conflicto laboral de Samir con el Ayuntamiento de Temoac, y otra es la “existencia de un conflicto con la víctima que tiene que ver con la oposición del cierre de un plantel escolar (en Amilcingo)”.

No obstante, a un año y siete meses ninguna esas líneas de investigación se ha consolidado, ni ha avanzado y el asesinato de Samir Flores, sigue sin ser esclarecido, ni ha sido detenido ningún responsable material o intelectual.

Uriel Carmona Gándara tomó protesta como titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) en febrero del 2018 durante el sexenio del ex gobernador Graco Ramírez. Gándara fue propuesto por el ex gobernador perredista y votado por los diputados de la LIII legislatura que estaba integrada en su mayoría por perredistas. Por provenir de la pasada administración estatal el gobernador actual, Blanco Bravo, ha calificado tanto al fiscal general del estado, Carmona, como al anticorrupción, Juan Salazar Núñez, como “los fiscales” del ex gobernador Ramírez.

A eso el mandatario estatal —que llegó al cargo como abanderado del PES, Morena y el PT—, ha atribuido que ninguna de las 60 denuncias interpuestas ante la Fiscalía Anticorrupción avancen contra la anterior administración por presuntos actos de corrupción cometidos durante su administración (2012-2018).