globeros
Pederastia influyó para «disminuir» opiniones de los sacerdotes: Arzobispo
28 febrero, 2016
papa
Francisco pide respuesta unánime ante crisis de refugiados
28 febrero, 2016

Hallan ballena muerta en playa de Yucatán

El cuerpo de la ballena será enterrado en la playa, a la espera de que expertos identifiquen la causa de muerte. Foto Luis Boffil

Por Luis A. Boffil Gómez, corresponsal

Puerto Progreso, Yuc. Una ballena, de aproximadamente 5 metros de largo y aproximadamente dos toneladas, recaló muerta la mañana de este domingo en las playas de este municipio costero, el más importante de Yucatán, frente a la terminal remota del llamado puerto de altura.

Aunque no es oficial, el arribo de esta ballena sería el primero en la historia moderna de Yucatán. Hasta el momento no se ha documentado otra situación como esta en los últimos 40 o 50 años, por lo menos.

Apenas ayer sábado, recaló en playas de Progreso -36 kilómetros al norte de Mérida, la capital del estado-, un delfín en estado de putrefacción, el sexto de enero a la fecha que registra un varamiento en estas costas, así como en días pasados arribó una tortuga de carey muerta.

El avistamiento de la ballena fue hecho por pescadores que regresaban a puerto seguro y, después de dar aviso a las autoridades municipales y de Marina, empezaron la labor para resguardar el cuerpo del cetáceo en la playa.

De acuerdo con el primer informe del departamento de Ecología del ayuntamiento de Progreso, la ballena –todavía se desconoce la especie- comenzó a recalar muy temprano y con evidentes signos de putrefacción en diversas partes del cuerpo que habrían sido masticadas o arrancadas por otros animales marinos.

El cuerpo de la ballena será enterrado en la playa a la espera de que expertos en biología marina de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) le practiquen la autopsia para conocer de qué habría muerto.

El cuerpo de la ballena será enterrado en la playa, a la espera de que expertos identifiquen la causa de muerte. Foto Luis Boffil

El cuerpo de la ballena será enterrado en la playa, a la espera de que expertos identifiquen la causa de muerte. Foto Luis Boffil