Ejercer la palabra se ha vuelto letal, sostiene Sergio Ramírez
24 mayo, 2017
Supremo español confirma condena a Messi por fraude fiscal
24 mayo, 2017

Hidratarse y no hacer ejercicio al aire libre, sugiere la UNAM

Tras unas horas de suspensión de la Fase 1 de contingencia ambiental en la megalópolis, ayer volvió a decretarse la emergencia al rebasarse los 180 puntos de partículas suspendidas en algunas delegaciones. Foto Carlos Ramos Mamahua

Emir Olivares Alonso

En los días de contingencia ambiental, la población debe redoblar las medidas de protección para garantizar su salud. Atención especial se debe poner en el caso de niños, embarazadas, ancianos y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares.

De manera institucional, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) difundió ayer una serie de sugerencias para mitigar entre la población los efectos causados por las desfavorables condiciones ambientales en la zona metropolitana del valle de México

Desde el martes de la semana pasada, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) decretó la operación de la Fase 1 de contingencia ambiental por ozono, debido a la permanencia de condiciones desfavorables para la dispersión de los contaminantes. Sólo se suspendió este lunes, aunque los altos niveles de contaminación obligaron por la tarde a decretar de nuevo la emergencia.

Ante ello, especialistas de la UNAM recomendaron que los sectores de la población vulnerables permanezcan en interiores en las horas de máxima concentración, esto es, de la una de la tarde a las siete de la noche.

Agregaron que quienes sufran de enfermedades crónicas deben continuar con sus medicamentos y, en caso de presentar un malestar diferente, asistir al médico.

Los universitarios aconsejaron que durante la concentración de los elevados índices de ozono, todas las personas se mantengan hidratadas, sobre todo niños y adultos mayores.

Sugirieron evitar actividades deportivas, recreativas u otras al aire libre. A quienes practican algún deporte, se les recomendó abstenerse de realizar esfuerzos vigorosos en el exterior.

Otras medidas son: mantenerse el mayor tiempo posible en ambientes cerrados y no fumar ni exponerse a humo de cigarro en espacios sin ventilación.

Los especialistas advirtieron que los peligros asociados a las altas concentraciones de estas partículas son: irritación en vías respiratorias y riesgo de activación de ataques de asma.

El fin de semana, investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM dio a conocer una serie de propuestas dirigidas a las autoridades para combatir los altos índices de contaminantes. Señalaron que sin bien el programa Hoy no circula ha sido un esfuerzo importante para la reducción de emisiones por combustión vehicular, se necesitan otras medidas.

Entre otras, Plantearon incrementar la movilidad mediante la sincronización de semáforos, aumentar la frecuencia y el número de vehículos de transporte colectivo, reconsiderar que la entrada a clases y a los trabajos se haga de forma escalonada y que tanto en el sector público como en el privado se reubique a los empleados en sucursales cercanas a sus viviendas