Juez federal ordena libertad para ‘El Mochomo’
1 julio, 2020
Imes invita a votar por el mejor video de TikTok contra la violencia hacia las mujeres
1 julio, 2020

Huelga en la Universidad de Chapingo cumple 117 días

Entrada de la Universidad Autónoma Chapingo. Foto: Javier Salinas / Archivo

Carolina Gómez Mena

A 117 días de que integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Chapingo (STUACh) estallaron la huelga, la comisión negociadora de la casa de estudios lamentó que en medio de la pandemia ya sean más de tres meses de “negociaciones fallidas”.

Hilda Flores Brito, titular de la Comisión Negociadora Institucional de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) expuso que el gremio se niega a levantar la huelga, no obstante haber consensuado una relación de acuerdos con la Comisión que encabeza en las instalaciones de la unidad de conciliadores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el pasado 26 de junio, en donde estuvieron como testigos representantes de la Presidencia de la República y de la Secretaría de Gobernación.

Con esto se ratifica que la UACh, ha entregado a representantes sindicales “propuestas serias y responsables mucho antes del emplazamiento, sin embargo, estas no fueron aceptadas por el sindicato”.

“Es importante aclarar que la Institución siempre ha buscado una pronta solución a la huelga, no obstante, es del interés institucional el defender el patrimonio universitario y de la nación”, señaló Flores Brito.

Con la relación de acuerdos consensuados con el STUACh y entregada al secretario general, José Feliciano Gómez Flores, la huelga puede terminarse en cualquier momento, aseguró Flores Brito.

No obstante, mencionó que en una circular emitida por el STUACh, se informó a los agremiados que “ante la postura intransigente de las autoridades universitarias en la que insiste en no respetar las minutas firmadas con anterioridad, y que se traduce en modificar los montos en los ofrecimientos hechos, el consejo general de huelga ha tomado la decisión de posponer el plebiscito hasta que se respeten los acuerdos pactados”.

Desglosó que fueron 12 los acuerdos establecidos entre el sindicato y la Comisión Negociadora Institucional en la STPS: “incremento salarial con la actualización al tabulador 2020; retroactivo de la actualización al tabulador 2019; ajuste al tabulador; cláusula 19, cláusula 85, viáticos en general, viáticos para choferes; cuatro mil 500 pesos como medida de fin de año; incremento a las cláusulas colectivas; calendario de pagos dependiendo de la fecha de revisión del Centro de datos Universitario; apoyos a las Cláusulas Día del Niño y Compra de Juguetes; cláusulas 54.11; 54.21; 54.23; y 54.24 y distribución del 1.8 por ciento en prestaciones”.

En el monto de 1.8 por ciento en prestaciones “la cantidad por trabajador es de 169.33 pesos mensuales, debido a que deben considerarse las plazas autorizadas de trabajadores”.

Flores Brito, dijo que se planteó también que los daños ocasionados en los bienes patrimoniales de la UACh por la huelga, “son responsabilidad del STUACh como garante de la integridad de las mismas”.

La UACh solo entregará “75 por ciento de los sueldos y salarios de las catorcenas vencidas durante la huelga”; el porcentaje restante, permite garantizar la reparación de los daños en el patrimonio universitario, con motivo de la huelga.

Así mismo propuso al gremio que a fin de no afectar las percepciones de los trabajadores administrativos, el sindicato cubra el monto del 25 por ciento, restante, “de alguna otra fuente de financiamiento que el mismo proponga (que no sean los salarios de los trabajadores) y que se acuerde bilateralmente un calendario de pagos a la Institución”.

Flores Brito, expuso “que nunca ha sido ni será la intención de la universidad afectar los ingresos salariales de los trabajadores y la huelga puede terminarse en cualquier momento que el sindicato permita la revisión del Centro de Datos Universitario por los técnicos expertos para realizar las reparaciones correspondientes y solo entonces, proceder a la definición y ejecución de un calendario de pagos”.